Túñez: «Es una desgracia que baje el Deportivo»

Efe

GRADA DE RÍO

Oubiña resaltó la capacidad de «levantarse del equipo» y Roberto Lago habló de «despedida soñada»

02 jun 2013 . Actualizado a las 03:06 h.

Andrés Túñez ve «una desgracia» que el Deportivo haya descendido a la Segunda División y ha recalcado que no se alegra «del mal ajeno», tanto del club coruñés como del Zaragoza y del Mallorca, que también hoy han perdido la categoría.

Túñez ha lamentado que haya tenido que bajar «un equipo gallego» y se ha puesto en la piel de los deportivistas, que como los célticos ascendieron el año pasado, ya que bajar a la temporada siguiente es «un palo duro».

Ha reseñado que el equipo siempre creyó en sus posibilidades y en que podía darse la combinación de resultados que se necesitaba, máxime porque el Deportivo se enfrentaba a la Real Sociedad, «un hueso duro de roer».

Túñez ha recordado que «muchos daban por muerto» al Celta cuando tocó el fondo de la clasificación, y al final ha sido el que se ha salvado del terceto de cola.

El capitán celeste, Borja Oubiña, ha resaltado la capacidad del colectivo de «levantarse» tras cada derrota y de «persistir» hasta la conclusión del campeonato con la ayuda de la afición, a la que ha calificado como «el motor» del Celta.

Oubiña ha reconocido que en el partido de hoy el equipo «no sabía nada» de lo que estaba sucediendo en los otros campos donde la permanencia estaba en juego y que la celebración de varios goles inexistentes de la Real «nos hizo daño».

Tras el descanso, ha incidido en que el Celta, «dentro de la tensión», llevó el partido «adonde quería», y ha reparado en que con tanto sufrimiento «las victorias saben mejor».

Por lo demás, el capitán del Celta se ha acordado del trabajo en el banquillo de Eusebio Sacristán, luego de Paco Herrera y finalmente de Abel Resino, quien como sus antecesores «tuvo confianza en la gente de la casa».