Antón de Vicente apunta al lateral ante el Valladolid

Abel ya le comunicó que entrenará toda la semana con el primer equipo


vigo / la voz

El lunes, cuando Antón de Vicente llegó a Balaídos para disputar con el filial el amistoso frente al Celta, no podía imaginarse que iniciaba una semana que podría culminar con su debut en Primera División. Se dirigía a los vestuarios con sus compañeros del filial cuando recibió el aviso de que jugaría en el bando del primer equipo, y como lateral. Primera sorpresa. Disputó los 45 minutos en la banda derecha, y se retiró.

Ayer, cuando se disponía a entrenar con el Celta B, volvió a recibir la llamada de Primera. Tras un mes sin entrenar con el primer equipo, Abel le reclamaba de nuevo, y avanzándole que durante toda la semana trabajará a sus órdenes. «Me dijo que esta semana iba a entrenar con ellos y que a final de semana me diría algo», confirmaba ayer el futbolista.

Lesiones y sanciones han puesto la defensa celeste en una situación complicada de cara a la penúltima jornada de Liga. Roberto Lago sigue sin entrenar con el grupo, la tarjeta amarilla a Jonny se mantiene, y Jonathan Vila también cierra ciclo de tarjetas. Estas tres ausencias desnudan a una defensa con reemplazo para el centro pero que solo cuenta con Bellvís como lateral de reserva. El valenciano podría actuar en la banda izquierda si Lago no llega al partido, pero quedaría entonces por vestir la banda de Jonny. Ahí entraría en juego Antón.

La probatura del lunes

El lunes, cuando en el partidillo con el filial y el juvenil Abel probó a Antón de Vicente como lateral derecho causó cierta sorpresa, puesto que el grueso de partidos que ha disputado el vigués han sido como mediocentro, o como central. «Nunca jugué de lateral hasta el año pasado en el Coruxo. Es una posición en la que en Segunda B disputé muchos partidos, pero esto es Primera», reconocía ayer el futbolista, que tiene muy claro que si le brindan la oportunidad, se dejará la piel sobre el césped. «Confío en mí al 200 % y aunque no es la posición en la que más cómodo me encuentro, lo dejaré todo en el campo, yo estoy dispuesto».

Este curso Antón de Vicente ya hizo sus pinitos como lateral a las órdenes de Paco Herrera y Abel Resino entrenando y en un par de amistosos, y tiene claro que «si me toca jugar, voy a darlo todo, por el Celta y por mi futuro. Si me necesitan, estoy preparado». Si el sábado se confirma su convocatoria, será la tercera ocasión en la que el jugador del filial entra en la lista de elegidos. Ya fue convocado a Bilbao y en el partido de casa frente al Mallorca.

Celtista declarado, Antón lo tiene claro. «Me ilusionaría jugar con el primer equipo, y más ayudar en un partido tan importante como el de Valladolid. Soy celtista. Mi sueño siempre ha sido jugar en el Celta y debutar en el primer equipo», proclama.

El corazón partido

Si Abel le da una oportunidad en Valladolid, Antón de Vicente será un hombre feliz, aunque reconoce que la coincidencia con la ida de la eliminatoria del filial podría empañarla un poco. «Quiero ayudar a mis compañeros del filial a conseguir el ascenso, llevamos toda la temporada paleándolo, pero debutar en Primera es el sueño que llevo persiguiendo toda mi vida».

De entrada, Antón asegura que el hecho de estar pendiente de entrar en la convocatoria del equipo de Primera no le resta concentración ni le añade presión. «Soy bastante tranquilo y me siento preparado. No estoy descentrado ni me está añadiendo presión. Tienes que estar preparado para cuando necesiten contar contigo», sentencia el futbolista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Antón de Vicente apunta al lateral ante el Valladolid