El partido que marca el futuro

X. R. Castro VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

Las cuentas de los célticos pasan por sacar adelante el encuentro adelantado

07 may 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

El plantel céltico lo tiene claro. En cinco días se juega un pedazo decisivo de la permanencia. Pero nadie mira al Betis. El partido de mañana con el Atlético es el que marca el futuro. Una victoria metería presión a los rivales y abriría las puerta de la permanencia, pero cualquier otro resultado significaría dejar a los adversarios con una bala en la recámara y al equipo vigués obligado a hacer un pleno y esperar. Los celestes están convencidos de que viven su mejor momento del curso y se esperan al mejor once del Atlético.

En juego

Todo en 90 minutos

«Debemos ser conscientes de que o ganamos o se va a toda la temporada al carajo. Tenemos que sacar las fuerzas de donde sea». La frase lapidaria lleva la firma del central Andrés Túñez y recoge el sentir de los célticos. «La cosa está difícil desde hace tiempo. Hay vida y el partido del miércoles creo que va a marcar el futuro», apunta Jonathan Vila, su compañero de zaga.

Porque los vigueses, lejos de mirar al daño de tener que disputar un partido adelantado y casi sin tiempo a descansar, lo que hacen en pensar en los réditos que les puede reportar un triunfo ante el tercer clasificado de la Liga. «Nos jugamos la vida, ganar serían 34 puntos y verse por encima del resto aunque será una jornada adelantada. Es una manera de meter presión porque obligarías al resto a puntuar y se verían las últimas semanas con gran optimismo viéndote fuera de esos puestos y afrontando luego contra el Betis otra final que, de ganar, podía ser un paso de gigante», comenta ilusionado Roberto Lago.

Estado

En el mejor momento

El plantel céltico considera que llega al esprint final de la temporada en un excelente momento, físico, mental y con una idea de juego definida. «El equipo está bien físicamente, está fuerte», apunta Andrés Túñez. «El equipo ha encontrado la pauta, su manera de jugar, su personalidad después de una época de dudas. Pienso que tanto el entrenador como los futbolistas están haciendo un gran trabajo. Todo el mundo está sumando», añade Roberto Lago. Vila también ve a los suyos en el camino correcto: «Estamos jugando muy juntos, con mucha concentración y coordinación. Todo el mundo tiene sus labores claras y eso hace que el equipo se sienta mucho más cómodo».

El rival

Esperando al mejor Atlético

Los célticos están mentalizados para enfrentarse al mejor once colchonero. Por el momento los rojiblancos todavía no han certificado la tercera plaza y ese es un dato que no pasa desapercibido en Balaídos aunque los madrileños jueguen el domingo con el Barça en Liga y el viernes 17 de mayo con el Real Madrid la final de la Copa del Rey. «Creo que van a venir a ganar porque lo necesitan, y yo creo que nos vamos a medir a un Atlético fuerte que se está preparando para la gran final que tienen el ocho días», considera Túñez.

El peligro

Falcao y Diego Costa

Los célticos asumen que el colombiano y el brasileño son las principales amenazas y que tendrán que redoblar la concentración: «Son dos jugadores distintos, se compenetran bien. Falcao es un jugador de área que remata el balón de cualquiera manera y Costa te puede jugar el balón en el medio campo y acabar en tu portería. Es muy habilidoso, tiene cambio de ritmo. Hay que estar muy concentrados y ser muy rápidos, tapar a los dos», apunta Vila. Su compañero de centro de zaga es más directo: «Falcao es un animal, hay que defender lejos del área».