Jonathan Vila: «Después de tanto sufrimiento debemos pelear por quedarnos»

X. R. Castro VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

Deja en un segundo plano su vuelta al once. «Quiero dar el 120 % dentro o fuera»

19 abr 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Jonathan Vila (Budiño, 1986) ha regresado al once. Los últimos dos partidos le han sacado del ostracismo para convertirle en pieza importante. El porriñés considera secundaria su titularidad y se traza en exclusiva la tarea de ayudar al Celta dentro o fuera del campo. Es de los que está convencido de que el lunes se quedarán los puntos en casa y el equipo comenzará a repuntar.

-Le ha cambiado la vida en las dos últimas jornadas.

-Parece que sí. No estaba contando con muchos minutos y en los últimos partidos he tenido la fortuna de poder jugar, de poder demostrar que puedo ayudar. Estoy contento en ese sentido, pero cuando las cosas en lo colectivo no van bien, lo individual queda en un segundo plano.

-¿Era consciente ante el Rayo que se estaba jugando su posibilidad de volver a contar?

-Lo tenía claro. Sabía que tenía 45 minutos por delante importantes que llevaba esperando durante mucho tiempo. Intenté llevar al partido lo que estaba haciendo en los entrenamientos.

-¿Cómo se sintió en los 90 minutos de Mallorca?

-Al principio se hace un poco extraño porque llevaba tiempo sin salir de cara, pero una vez que comienza el partido te olvidas de todo y la verdad es que bastante bien. A medida que pasaban los minutos me iba encontrando más a gusto. A nivel individual estoy contento pero lo que importa es el equipo.

-Con Túñez ya se conocen de memoria.

-Llevamos jugando juntos desde categorías inferiores, nos conocemos mucho, somos amigos y eso se demuestra en el campo, pero puedo jugar con cualquier otro compañero.

-¿Espera ser parte importante en este final de temporada?

-Espero que sí, pero si no tengo minutos, desde donde sea, fuera o dentro, cada uno tiene que ayudar al equipo en lo máximo posible. Quiero dar el 120% tanto dentro como fuera.

-¿Cómo llevó tanto tiempo sin jugar e incluso verse fuera de las convocatorias?

-Es complicado, porque trabajas toda la semana para tener minutos en la competición y llega el momento y no los tiene. Lo importante en esos momentos es tener tranquilidad y seguir trabajando porque la oportunidad llega. Siempre hay que seguir, con concentración, ánimo y mucho apoyo por atrás.

-¿Se considera una especie de Ave Fénix en la plantilla porque siempre aparece cuando nadie se lo espera?