El Celta logra el pase a octavos de final en la Copa del Rey tras remontar su eliminatoria ante el Almería

Un gol de Roberto Lago en el último suspiro forzó la prórroga; Toni y De Lucas se encargaron de resolver sin llegar a los penaltis


La Voz

Con una segunda parte jugada con el corazón, el cuadro de Paco Herrera demostró a sus aficionados que sí cree en La Copa. Pero la hinchada tuvo que esperar lo suyo. Previamente, su equipo había regalado tres cuartas partes de una eliminatoria ante un buen conjunto como es el Almería, que avanza con paso firme por la jungla de la Segunda división. Pero este Celta atesora tanta calidad que se lo puede permitir.

Park conectó con la cabeza un centro de Augusto Fernández y los celestes cogieron carrerilla. La segunda mitad fue un acoso y derribo. El Almería, que hasta entonces había sido dominador del duelo, se desinfló. Solo el portero mantuvo a su equipo con vida. Las ocasiones se sucedían del lado celeste pero el segundo gol se hacía rogar. Tanto, que los aficionados más impacientes, que ya habían tomado las de Villadiego, escucharon desde el interior de sus coches el rugir de los piadosos con el gol de Roberto Lago. En casa esperaba un plato caliente, al refugio de la infinita lluvia de Balaídos, pero a alguno no le quedó más remedio que desconectar el contacto de su coche y retornar a la grada. Faltaba otro gol para lograr el pase y la prórroga presumía apasionante.

Toni sacó a pasear su zurda por Balaídos

Toni, que en esta temporada apenas disfrutó de la confianza de Herrera, se encargó del resto. El coruñés sacó a pasear su zurda por Balaídos. Acarició el cuero para dejar a De Lucas solo ante el portero. El catalán, que había entrado al campo de la mano de su asistente en el 85, resolvió de forma magistral y encarriló el acceso a octavos.

Tuvo tiempo para más. En la jugada siguiente, Toni recibió escorado en el área, encaró a su par, encontró una salida por su lado bueno y descargó un precioso disparo seco que golpeó con fuerza en el palo largo de Diego García.

Cuando Undiano Mallenco señaló el final del añadido, Balaídos despidió a la plantilla con una gran ovación para agradecerles su fe en el torneo. En octavos espera el Real Madrid.

Ficha técnica

Ficha técnica:

3 - Celta de Vigo: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Túñez, Roberto Lago; Oubiña; Augusto Fernández (Quique de Lucas, min.85), Park, Mario Bermejo (Joan Tomás, min.46), Krohn Dehli (Toni, min.85); Iago Aspas.

0 - Almería: Diego García; Gunino, Marcelo Silva, Trujillo, Raúl; Casquero, Verza; Abel Molinero (Alex Vidal, min.61), Jonathan, Aarón Ñíguez (Charles, min.87); Ulloa (Soriano, min.81).

Goles: 1-0 Park, min.54; 2-0 Roberto Lago, min.90; 3-0 Quique de Lucas, min.109

Árbitro: Undiano Mallenco (colegio navarro). Expulsó al visitante Aarón Ñíguez (min.116) por doble amonestación. Además, mostró tarjeta amarilla a Casquero y Verza por parte del Almería.

Incidencias: encuentro correspondiente a la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 10.541 espectadores, según anunció el club vigués.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos

El Celta logra el pase a octavos de final en la Copa del Rey tras remontar su eliminatoria ante el Almería