El cero como reto defensivo

Al Celta le urge cortar la sangría de 2,3 goles en contra por partido a domicilio


vigo / la voz

La contundencia defensiva se ha convertido en el objetivo prioritario del Celta. Por ahí ha llegado la sangría de las últimas jornadas. Hasta el punto que el Celta concede más remates al rival (14,17 por partido) que faltas comete (12,83). Fuera de casa los vigueses han encajado en todos los encuentros, con una media de más de dos goles en contra, y han terminado perdiendo los seis. Durante la semana, el viernes en público y ayer en privado, Paco Herrera ha solicitado un paso adelante en el sistema defensivo y La Romareda se presenta como una especie de examen final.

La zaga celeste necesita crédito después del gol encajado ante el Mallorca (con cuatro despejes por el centro). La manera de lograrlo es mantener la portería a cero. «Debemos ser contundentes como nos está pidiendo el míster y llegarán los resultados. El cero sería muy importante para nosotros los defensas y para todo el equipo», comentó Gustavo Cabral, que mañana regresa al centro de la defensa.

La tarea no parece sencilla para un equipo que recibe de media casi cinco remates (4,92) a portería por encuentro, de los cuales tres acaban en las manos de Javi Varas y los dos restantes van para dentro. En total 18 goles en contra en 12 jornadas, de los cuales 14 han sido a domicilio, a 2,3 por salida.

Los números indican que el Celta necesita ser más intenso, aumentando el número de faltas (134 en toda la Liga) y el de intercepciones (16 por partido). El problema llega especialmente por el carril central, por donde reciben el 60 % del peligro. En las bandas, casi

existe paridad. El 21 % del juego del rival llega por el costado de Hugo Mallo y el 18 % restante en la izquierda de Roberto Lago.

El plantel céltico parece estar al corriente de los datos estadísticos. «Sabemos el camino por donde tenemos que mejorar, hay algo puntual en lo que estamos fallando y entonces hay que mejorar en ese apartado», precisó también Cabral.

Una de estas rémoras son los centros laterales y los remates de cabeza, 32 en contra en todo lo que va de curso (2,67 por cita). Por ahí llegó en gran medida la derrota de Vallecas, en donde el Celta dio hasta el momento mayor sensación de inseguridad. Zaragoza es la plaza en la que toca resarcirse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El cero como reto defensivo