Iago Aspas firma un «agridulce» primer doblete en la máxima categoría

Los dos goles del de Moaña no sirvieron para que el equipo puntuase

área 11

El primer doblete de Iago Aspas en Primera División tiene un sabor agridulce porque no valió ni para sumar un punto.

Al moañés no le pasó desapercibido el dato: «Me voy con un sabor amargo, porque de nada sirve marcar si el equipo no gana. Nos pusimos 0-2, pudimos marcar el tercero, pero la expulsión lo ha cambiado todo, ha sido una pena. Llevamos ya tres o cuatro partidos en los que nos pasa lo mismo con los arbitrajes, pero no quiero hablar mal porque luego se vuelven en nuestra contra. Ellos, con uno más, nos embotellaron en el segundo tiempo y acabaron metiéndonos atrás. Seguimos sin sumar fuera de casa y eso nos obliga a ganar en Balaídos el próximo domingo. Es cierto que las sensaciones de los últimos partidos son buenas, pero tenemos que levantar la cabeza y empezar a ganar puntos fuera».

El cabreo de Roberto Lago

Lago, que ejerció de capitán en Vallecas, no escondió el cabreo del vestuario celeste con las decisiones arbitrales: «Nos vamos muy cabreados. Tras unos primeros quince minutos muy buenos, la expulsión de Cabral lo ha cambiado todo y nos hemos metido muy atrás. Nos encerraron en nuestro área y, lo mismo que el pasado sábado lo hicimos bastante bien, hoy hemos jugado mal. No entro a valorar las decisiones del árbitro, hoy [por ayer] nos ha perjudicado con sus decisiones pero otro día nos beneficiarán. Hay que empezar a sumar fuera, porque si no será muy difícil lograr la permanencia en la categoría».

«Llevamos tres o cuatro semanas que siempre nos pasa lo mismo con los arbitrajes»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Iago Aspas firma un «agridulce» primer doblete en la máxima categoría