Melania y Trump: té con la reina

Martín Bastos

GENTE

STEVE PARSONS | afp

Dicen que hubo pastas y bocadillitos, aunque no los vimos. Todo muy clásico

14 jul 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La visita de Donald Trump y Melania al Reino Unido está dando mucho que hablar, y no solo desde el punto de vista político. Los modelitos de la primera dama norteamericana son comentados a diario, y la verdad es que muchas veces con razón. Para la cena del jueves con Theresa May, Melania se puso un vestido de noche amarillo pálido lleno de pliegues que recordaba al de el personaje de Bella de Disney. Y, por supuesto, la foto de la pareja al lado de la de La Bella y la Bestia se difundió a velocidad de vértigo por las redes. Ayer tocó tomar el té en el castillo de Windsor con la reina Isabel II. Aquí el atuendo fue más comedido, porque es bien sabido que a la monarca no le gustan las cosas estridentes. Y dicen que hubo pastas y bocadillitos, aunque no los vimos. Todo muy clásico.

pedroche se defiende

La manía de poner verdes a las famosas porque están gordas, flacas o van con falda o plumero en la cabeza me aburre y empieza incluso a cabrearme. Vive y deja vivir, que me decía siempre mi abuela. La última víctima de las redes sociales ha sido la presentadora Cristina Pedroche, que ha recibido insultos (sí, cosas como «zorra» y «buscona») por un vestido de pronunciado escote que se puso en una de las últimas emisiones del programa Zapeando. Como ella muy bien ha contestado, cada una aquí se pone «lo que le sale del unicornio». ¿O pasa algo porque un tío vaya por la calle con la camisa abierta y los pelos del pecho por fuera? Lo mejor de la situación es que en defensa de Cristina han comenzado a alzarse un montón de voces conocidas.

Desde Tania Llasera, que bien sabe ella lo que es que te critiquen en las redes, hasta Maribel Verdú, pasando por Helen Lindes, Alejandro Sanz, Marisa Jara, Lorena Van Herde, Chenoa o Roberto Leal. Parece que todos se han unido para arroparla con piropos como «¡Brava!», «Te queda fantástico», «Estás ideal, eres salada y haces bien tu trabajo. Yo soy fan» o «Hay quienes no superaron el Cretácico superior. Bella por dentro y por fuera».