La vuelta de Julián Muñoz a un centro de inserción, considerada un «castigo caprichoso» por su abogado

Europa Press MÁLAGA

GENTE

Julián Muñoz durante el juicio del caso Malaya
Julián Muñoz durante el juicio del caso Malaya JORGE ZAPATA

El letrado del exalcalde de Marbella considera que la decisión del juez es una «sanción de telediario» tras haber sido difundido un vídeo en el que se le veía bailando sevillanas en un bar. Contaba con un dispositivo telemático para seguir el cumplimiento de su condena.

30 ene 2018 . Actualizado a las 18:03 h.

Julián Muñoz, condenado por uno de los mayores escándalos de corrupción en nuestro país, el caso Malaya, volverá a un Centro de Inserción a pesar de que contaba con un permiso de Instituciones Penitenciarias que le permitía no acudir al centro en el que cumplía condena mediante control telemático. En un vídeo publicado en exclusiva la semana pasada por El Español, se le veía bailando y de fiesta en un local de hostelería. Tras la difusión de las imágenes, el juez ha anulado su régimen privilegiado, motivado en su día por el estado de salud del exregidor marbellí, de 69 años. 

Su abogado se ha opuesto a la decisión de Instituciones Penitenciarias de que su cliente vuelva a ingresar en un Centro de Inserción Social (CIS) y la ha calificado de «arbitraria». Así, ha apuntado que quiere saber los motivos y ha considerado que si es por el vídeo en el que sale bailando resulta «caprichoso». «Se está castigando al personaje, no a la persona que no ha cometido infracción», ha dicho.

El letrado Antonio José García Cabrera ha explicado que se ha presentado un recurso ante el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional contra la decisión de retirarle el control o dispositivo telemático a Muñoz, que le permitía no tener que acudir a dormir al CIS; confiando en que el magistrado estime sus alegaciones a una decisión que considera «inmotivada e injusta», ya que «no se ha comunicado los motivos».