Charlene ya puede decidir si continúa casada con Alberto de Mónaco

La Voz REDACCIÓN

GENTE

CARSTEN REHDER | EFE

La princesa fue obligada a firmar un contrato prematrimonial en el que se estipulaba que debía permanecer al lado de su marido cinco años, fecha que se cumple hoy

01 jul 2016 . Actualizado a las 11:23 h.

Este viernes se cumplen cinco años desde que el cuento de hadas de Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock se hizo real. Sin embargo, tras un lustro de matrimonio y dos hijos en común, la historia de los príncipes de Mónaco cierra una nueva etapa, y es que hoy, al cumplirse cinco años de la boda civil Charlene es libre de decidir si continuar o no su vida al lado de su marido.

El 1 de julio del 2011 Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock se daban el «sí quiero» en una boda civil para un día después celebrar una boda religiosa que fue retrasmitida por televisión y seguida por casi un millón de personas. Pero ese compromiso llevaba aparejado, según Vanitatis, un contrato prematrimonial en el que se estipulaba que la princesa de Mónaco debía permanecer al menos cinco años al lado de su marido y darle un heredero.

Hoy ambas cláusulas del contrato se han cumplido, con lo que Charlene por fin será libre para decidir su futuro. Eso sí, si decide vivier alejada del príncipe Alberto también deberá hacerlo lejos de sus dos hijos, los príncipes Jaques y Gabriella que nacieron el 10 de diciembre del 2014, ya que el contrato prematrimonial también recoge que en caso de separarse, la custodia de los niños será del padre.