La familia de Robin Williams se pelea hasta por los calzoncillos del actor, muerto hace un año

El actor, que acumulaba una fortuna calculada en 116 millones de euros, dejó un testamento en el que especificaba cómo se debía repartir la herencia


Un año después del suicido de Robin Williams, su viuda y los tres hijos que el actor tuvo en sus dos matrimonios anteriores siguen peleándose por la herencia. Ayer, el caso se vio en un tribunal de San Francisco.

Williams, que acumulaba una fortuna calculada en 116 millones de euros, dejó un testamento en el que especificaba cómo se debía repartir la herencia. Legó su fortuna a sus hijos, pero creó un fideicomiso para garantizar que su viuda siguiera utilizando durante toda su vida la casa que ambos compartían en la ciudad californiana de Tiburón. Ese fondo provee el dinero necesario para el mantenimiento de la vivienda, de forma que Susan Williams pueda disfrutar de ella y de lo que contiene. Y esa disposición es la que enfrenta a los hijos y a la viuda. Ella los acusa de haberse llevado de la casa pertenencias del actor que, a su entender, deberían seguir allí. Y ellos dicen que se trata de objetos que no estaban en el inmueble.

El número de piezas en disputa llegó a ser de 3.000, aunque tras varias negociaciones se quedaron en 300. Se desconoce su valor, pero se sabe que se trata de obras de arte, ropa y joyas del actor. Ayer, los abogados de Susan Williams reconocieron que entre esas pertenencias hay «zapatillas, camisetas y calzoncillos» que fueron de Robin y que tanto la viuda como los hijos quieren heredar. Susan, de 51 años, se casó con él tres años antes del suicidio. El actor había estado casado otras dos veces. La primera, con Valeri Velardi, con la que tuvo a su hijo Zachary en 1981, y la segunda, con Marsha Garces, con la que tuvo a Zelda y a Cody.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La familia de Robin Williams se pelea hasta por los calzoncillos del actor, muerto hace un año