¿Gisele Bündchen se pone un burka para entrar en quirófano?

La modelo anti-cirugía podría haberse escondido para someterse a una operación estética en París


Redacción

El diario New York Post ha publicado en portada la imagen de dos mujeres cubiertas por un burka entrando en una clínica de cirugía estética en París, que, según asegura la publicación, serían la top model brasileña, Gisele Bündchen y su hermana Rafaela. «Gisele se pone un burka para arreglar en secreto sus pechos deshinchados», afirma el titular.

El medio se basa en varios detalles para descifrar la identidad de las personas escondidas bajo la indumentaria típicamente musulmana. En primer lugar la modelo llevaba sandalias abiertas, algo que tienen prohibido las mujeres musulmanas, aunque no es algo que se cumpla siempre. Además, el chófer, claramente visible en las fotografías, es el habitual de la familia Bündchen con el que se les ha visto en otras ocasiones. 

Según las fuentes de la publicación norteamericana, las hermanas habrían sido recogidas por su chófer en el Hotel Bristol y llevadas a la clínica el 15 de julio para ser operadas de pechos y ojos. Al día siguiente, el mismo conductor se llevó a las dos mujeres de vuelta al hotel, donde recogieron sus pertenencias y se dirigieron a los exclusivos Les Sources de Caudalie spa, donde las Bündchen se recuperaron durante cinco días antes de salir de París.

El medio también menciona que el pasado viernes, las hermanas Bündchen fueron fotografiadas en el aeropuerto Charles De Gaulle de París, con gafas de sol y la misma mochila con la que se les había visto entrar en la clínica de cirugía estética. 

La noticia sorprende especialmente a causa de declaraciones anteriores de la exmodelo de Victoria's Secret, en las que se había mostrado públicamente en contra de este tipo de operaciones, de las que ya se le había acusado, puede que haya sido ese el motivo por el que decidió esconder su identidad para entrar en quirófano. Sin embargo, ni ella ni su representante se han pronunciado contra el New York Post, y en las fotografías que la modelo publica en sus redes sociales no se aprecia ningún cambio físico.

Bündchen fue nombrada por la revista Forbes el año pasado como la modelo mejor pagada del mundo, con una cifra que ascendió a los 47 millones de dólares en 2014.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

¿Gisele Bündchen se pone un burka para entrar en quirófano?