La princesa Carlota, cuarta en la línea de sucesión al trono británico, ha sido bautizada este domingo en la iglesia de Santa María Magdalena en Sandringham, en el condado inglés de Norfolk, donde residen sus padres Guillermo y Catalina.

La niña, nacida el pasado 2 de mayo, ha recibido su primer sacramento de manos del arzobispo de Canterbury y primado de la iglesia de Inglaterra, Justin Welby, en la citada capilla, próxima también al palacete donde su abuela, la reina Isabel II, pasa cada año la Navidad.

Esta ha sido la primera ocasión que los duques de Cambridge han aparecido en público junto a Carlota y su hermano mayor, el príncipe Jorge, nacido en el 2013. Guillermo y Catalina han elegido a cinco padrinos para el bautizo. Entre los escogidos destaca Laura Fellowes, prima de Guillermo e hija de una de las hermanas de la fallecida princesa Diana de Gales. La pequeña Carlota también tendrá como padrinos a Sophie Carter y James Meade, amigos de los padres; al primo de Catalina, Adam Middleton; y a uno de los amigos más cercanos de Guillermo, Thomas Straubenzee.

También han asistido a la ceremonia el abuelo paterno de la princesa, Carlos de Inglaterra, acompañado de su esposa, Camilla; los abuelos maternos, Michael y Carole Middelton; y los hermanos de Catalina, Pippa y James. No ha estado presente, sin embargo, el príncipe Enrique, quien se encuentra ya en África para trabajar durante los próximos tres meses en proyectos medioambientales y humanitarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Cinco padrinos para la princesa Carlota