Anna Allen, la actriz que se inventó más cosas que el Pequeño Nicolás

La catalana se coló en la ceremonia de los Oscars a base de mentiras y un buen manejo del Photoshop


Redacción

Muchos conocerán a Anna Allen por haber sido la actriz de Cuéntame que dio vida a la novia comunista de Toni Alcántara, el hijo mayor de Antonio y Merche. Probablemente su mejor papel hasta la fecha. Al menos, el más mediático. Pero Anna Allen, a sus 32 años, no estaba conforme con status en el mundo de la interpretación, por lo que decidió inventarse una carrera. Un buen puñado de mentirijillas y mucho Photoshop fueron suficientes para crearse un mundo paralelo en el que, siempre según ella, llegó a tener un papel en The Big Bang Theory (una exitosa serie de producción estadounidense) o a recibir una invitación para la cotizadísima ceremonia de entrega de los Oscars: «Feliz de estar en la 86 edición de los Oscars».

Junto a Elena Anaya, sería la única española presente en el Teatro Kodak de Los Ángeles, en donde se reparten cada año las preciadas estatuillas doradas. La Otra Crónica se puso en contacto con Anna Allen. Aseguró que para la ocasión había escogido un diseño de Vicky Martín Berrocal, unos zapatos de Rocío Mozo y joyas de Suárez. «He podido soñar con la magia del cine. Me ha sorprendido la cantidad de gente que trabaja en los Oscar. Es todo tan inmenso...». Incluso llegó a charlar «un buen rato» con Neil Patrick Harris, el conductor de la gala.

La actriz decidió enviar al periodista una imagen de ella en plena alfombra roja. Su gran error. La calidad de la misma hizo desconfiar al redactor. La foto era un montaje. Y su historia empezó a desmontarse como un castillo de naipes.

En pocas horas se cayó todo. La invitación que había mostrado en las redes sociales era en realidad la misma foto que había publicado días antes la oscarizada actriz Lupita Nyong'o, pero con un enfoque distinto. La imagen en la que sale con los actores de The Big Bang Theory era un trabajillo apañado de Photoshop, su regreso a Cuéntame para dos episodios en una de las últimas temporadas, totalmente falso, supuestas participaciones estelares en ambiciosos proyectos en el Reino Unido o en Francia, o un papel en L?abile sognatore, o un papel codo con codo con Matt Bomer.

Tan pronto como se destapó el pastel, la actriz ha decidido poner un candado a todas sus cuentas en las redes sociales y desde su agencia de representación guardan silencio. Sin embargo, muchos usuarios han aprovechado para dar rienda suelta a su creatividad. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Tags
Comentarios

Anna Allen, la actriz que se inventó más cosas que el Pequeño Nicolás