¿Quién es el sintecho que recogió el premio de Miley Cyrus en los MTV Music Awards?

Se llama Jesse Helt y es un aspirante a modelo de Oregón que abandonó la casa de sus padres para marcharse a Los Ángeles en busca de oportunidades profesionales. Tiene 22 años y alguna que otra cuenta pendiente con la justicia

Miley

Redacción
La niña Disney, que dejó de ser Disney cuando empezó a articular obscenos movimientos sobre el escenario y a desvertirse, en lugar de vestirse, antes de salir de casa, demostró este domingo, una vez más, que su vida oscila de un extremo a otro. No conoce Miley Cyrus la mesura. El año pasado, por estas fechas, se subió al escenario de los premios musicales de la MTV y escandalizó a medio mundo con impúdicas agitaciones de cadera y glúteos, en una coreografía secundada por Robin Thicke que se bautizó entonces como tweking y que hoy plagian otras rutilantes estrellas mediáticas como Nicki Minaj. Este fue el cúlmen de un vasto catálogo de numeritos, salpicados de explícitas connotaciones sexuales, a los que la que conocimos como Hannah Montana recurre a menudo para llamar la atención. Con la miel en los labios, los espectadores esperaban este fin de semana un nuevo escándalo en la ceremonia de los MTV Music Awards. La cosa se puso interesante cuando, desde el escenario, se escuchó su nombre como ganador del premio al Mejor Vídeo Musical. Y entonces, regresó la Miley inocente.En lugar de Cyrus, un joven indigente subió al escenario a recoger el galardón. Ni era un espontáneo, ni tampoco la última conquista de la controvertida artista, como algunos apuntaron inicialmente después de que esta publicase en Instagram una foto con su colega justo antes de arrancar la gala. Su nombre es Jesse Helt, es de Oregon, guapo a rabiar y tiene 22 años. ¿Pero qué hacía ante el micrófono ocupando el lugar qué le correspondía a Hanna Montana? Y, ¿qué hay de la ración de sensacionalismo y lascivia que medio planeta esperaba? Efectivamente, la cantante prefirió esta vez aparcar su demonio y mostrar su cara más angelical y, para no perder la costumbre de dejar su marca allí donde va, planeó una escenita, con tintes solidarios, que ablandó el corazón de sus incondicionales y maquilló superficialmente su imagen de niña mala. Con el momento de gloria de Jesse Helt y su emotivo discurso sobre la situación de las personas sin hogar y los fracasos de los que, como él, aterrizaron en Hollywood en busca de oportunidades, Miley Cyrus despachó su buena acción del año y, al final de la noche, hizo un llamamiento a todos sus seguidores para que hiceran donaciones al refugio a través de su página de Facebook. Fue un conmovedor instante en el que no faltó de nada -«Aunque puedo haber sido invisible para vosotros en las calles, también tengo muchos de los sueños que os han traído a muchos de vosotros aquí esta noche»-, ni el tambaleante pulso del indigente ante los focos, ni las lágrimas de la joven artista. Pero tanta luz tenía que tener alguna sombra.No es oro todo lo que reluceCon Jesse Helt en las páginas de los diarios de medio mundo era solo cuestión de tiempo que empezasen a hacerse públicos los flecos sueltos de esta humanitaria historia. Y terminó siendo su propia madre la que abrió la caja de los truenos. Porque el rubio y apuesto hombretón de los ojos azules no es ni tan homeless, ni tan bueno. Sí, reside en el albergue My Friend's Place, un centro de acogida por el que pasan unos 1.700 jóvenes sin techo al año y al que acudió de visita, hace unos días, Miley Cyrus, momento en el que se conocieron, pero la vida de Jesse Helt antes de convertirse en el sintecho que ahora es, o que dijo que era en la gala de los MTV, era muy diferente. Ha posado para el fotógrafo de moda Zell Thomas y tiene un perfil en el portal de modelos Model Mayhem, además de haber sido condenado en el 2010 por allanamiento de morada y daños en propiedad privada. El nuevo colega de la escandalosa artista violó los términos de su libertad condicional instalándose en Los Ángeles, por lo que ahora se encuentra en busca y captura. Según documentos judiciales, a los que hace referencia el portal americano E! Online, el joven ha dado positivo en varios controles antidoping, no se ha mantenido en contacto con su oficial de la libertad condicional y no terminó las horas de servicio comunitario que se le exigieron.Miley, enfadada con los mediosCon el historial de Jesse Helt copando titulares, Miley Cyrus volvió a ponerse su traje de guerrera. Y la emprendió en Twitter contra los medios de comunicación que «se quedaron con la historia» del joven sintecho, «en lugar de abordar el tema de los jóvenes sin hogar». Mientras se obsesionan por un asunto legal, ayudemos a los otros 1,6 millones de chicos sin casa, tuiteó Cyrus. «(Marcharse de casa) fue su elección, él siempre será bienvenido, puede volver en cualquier momento -indicó la madre de Helt al Daily Mail-. Si necesitaba ayuda, yo lo ayudaré, nos ayudamos unos a otros». Y, efectivamente, después de los premios, Jesse Helt llamó a su madre para decirle que se encontraba rumbo a casa. Miley Cyrus le pagó el billete. También le cedió su estatuilla. Y, sobre todo, le ha dado un empujón a su vida, ayudándole a empezar de cero. En sus manos está aprovechar el filón de arrimarse a la reina de las mediáticas «celebridades».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

¿Quién es el sintecho que recogió el premio de Miley Cyrus en los MTV Music Awards?