Cruzada anti-paparazzi de las mamás de Hollywood

Halle Berry y Jennifer Garner piden que se apruebe una ley que proteja a sus hijos de los fotógrafos


Las madres de Hollywood Halle Berry y Jennifer Garner continúan con su campaña para mantener a los fotógrafos alejados de sus hijos, y el martes pidieron en una vista judicial en California que se apruebe una ley que incremente las sanciones por molestar a los niños.

En un emotivo testimonio, Jennifer Garner dijo a los miembros del comité de la Asamblea de California que sus hijos y ella son perseguidos allá donde vayan.

«¿Con qué frecuencia vemos una tragedia y decimos 'vaya, si había muchos avisos, por qué no se le prestó atención'?», dijo Garner, que tiene tres hijos con el actor Ben Affleck. «Les estoy pidiendo que como padres pongan atención».

La ley, que ya ha superado el trámite en el Senado, se centra en quienes persiguen a los niños por las ocupaciones de sus padres. La idea surgió con una ley de los años 90 que pretendía proteger a los hijos de los trabajadores de clínicas sanitarias del acoso de los activistas antiabortistas.

Incrementaría las sanciones desde un máximo de seis meses en la cárcel a un máximo de un año, y las multas de 1.000 dólares a 10.000 dólares.

«No quiero una banda de fotógrafos gritando, discutiendo, quebrantando la ley, que acampen en todos los sitios todos los días y que continúen traumatizando a mis hijos», dijo Garner al comité, que votó a favor de la ley el martes.

«Lo que esta ley hará es devolvernos nuestros derechos para que podamos proteger a nuestros hijos», dijo Halle Berry en su testimonio. Berry tuvo una hija con el modelo Gabriel Aubrey y espera otro hijo con su marido, el actor Olivier Martinez.

La ley cuenta con la oposición de algunos medios, que dicen que restringirá su capacidad para conseguir información.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cruzada anti-paparazzi de las mamás de Hollywood