Sara Carbonero se enfrenta a los paparazis

La periodista de Telecinco perdió los nervios con varios reporteros gráficos que intentaban fotografiarla junto a Iker Casillas en Boadilla del Monte, en Madrid


Redacción

Sara Carbonero e Iker Casillas vuelven a dar que hablar. Si durante los últimos dos meses, Sara Carbonero, su profesionalidad y sobre todo sus meteduras de pata han protagonizado, día sí, día también, los debates más encendidos de las redes sociales, ahora la pareja formada por Carbonero y el guardameta de la selección española ha explotado ante tanta presión. Iker Casillas y Sara Carbonero han sido siempre, desde el principio de su relación, esquivos con la prensa, evitando en todo momento el objetivo de los focos y las cámaras de televisión -como demostraron en la boda de Iniesta-, pero, hartos de llevar una legión de paparazis pegados a sus talones, Sara Carbonero e Iker Casillas se han rebelado este fin de semana enfrentándose cara a cara con un grupo de fotógrafos que les vigilaba mientras se disponían a almorzar tranquilamente en Boadilla del Monte, en Madrid.

La publicación noruega Dagbablet.no ha sido la primera en sacar a la luz las imágenes del encontronazo entre Sara Carbonero y los fotógrafos, unas instantáneas en las que se puede apreciar a una enfadada Sara gritándole a los paparazis y bajándoles el objetivo de sus cámaras. A su lado, Iker Casillas intenta calmarla y poner paz entre los reporteros gráficos y la toledana, sujetando a su chica y evitando que el altercado vaya a más. Este medio noruego se ha hecho con los derechos de publicación de las fotografías, pero, al parecer, una agencia española ya ha pujado por las instantáneas, por lo que pronto verán la luz en los medios de nuestro país.

Parece que Sara Carbonero ha perdido los nervios. Después de aguantar ataques, críticas y bromas de mal gusto durante toda la Eurocopa, intentando hacer caso omiso a quienes criticaban su trabajo y su relación con el portero madrileño, y tras pasar por duros momentos personales por la pérdida de su abuelo materno, Sara Carbonero ha estallado. Mientras que Iker Casillas prefirió mantenerse al margen al distinguir a los fotógrafos, la periodista, cansada de flashes e intromisiones en su vida privada, no fue capaz de contenerse y se abalanzó sobre ellos. El resultado no fue más que un pequeño encontronazo que, sin embargo, nos ha mostrado el genio y la cara más amarga y guerrera de la reportera deportiva.

Más información:

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
60 votos

Sara Carbonero se enfrenta a los paparazis