La princesa Aiko cumple diez años cada vez más implicada en su vida escolar

Ha superado la ansiedad que le produjo el año pasado un supuesto caso de acoso escolar por parte de otros alumnos y acude con normalidad a las clases desde hace dos meses.


La princesa Aiko, hija única del príncipe heredero del Trono del Crisantemo de Japón, Naruhito, y de su mujer, Masako, cumplió hoy diez años, cada vez más integrada con sus compañeros de colegio, al que ha comenzado a ir sola desde la residencia Imperial.

Aiko, que estudia cuarto curso de primaria en la prestigiosa escuela Gakushuin de Tokio, ha superado la ansiedad que le produjo el año pasado un supuesto caso de acoso escolar por parte de otros alumnos y acude con normalidad a las clases desde hace dos meses, informó la Agencia de la Casa Imperial.

Además, su madre, la princesa Masako de 47 años, acompaña con menos frecuencia a su hija al colegio y durante sus lecciones en clase.

Aiko, junto con su madre, participó en septiembre en su primera excursión con cerca de 120 compañeros del colegio durante dos noches en un pueblo junto al lago Yamanakako, en la provincia de Yamanashi, a pocos kilómetros de Tokio.

La pequeña princesa cenó con sus compañeros de clase durante la excursión y, según fuentes cercanas citadas por la agencia Kyodo, la experiencia le habría animado a potenciar su vida escolar.

La princesa toca el violoncelo, forma parte de la orquesta de la escuela desde el pasado verano y además muestra interés por aprender inglés.

Durante los 18 días en los que su abuelo, el emperador Akihito, permaneció hospitalizado el mes pasado aquejado de una neumonía bronquial leve, Aiko le escribió una carta y le envió unas flores que ella misma recogió.

La Agencia de la Casa Imperial destacó también la consternación y el interés que siente Aiko por la devastación y las víctimas del terremoto y tsunami que el 11 de marzo azotó el noreste del país.

Además, durante las restricciones energéticas decretadas por el Gobierno tras la crisis nuclear en la planta nuclear de Fukushima Daiichi, la princesa tomó la iniciativa de apagar todas las luces innecesarias en la residencia familiar para contribuir al ahorro.

La Ley de Sucesión de Japón establece que solo un varón puede convertirse en emperador con lo que de los cuatro nietos que tiene Akihito el único hombre es el príncipe Hisahito, de cinco años, hijo del príncipe Akishino y su esposa la princesa Kiko.

Su nacimiento en septiembre de 2006 paralizó los planes del Gobierno japonés para reformar la ley sálica, que hubieran convertido a Aiko en la heredera del trono imperial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La princesa Aiko cumple diez años cada vez más implicada en su vida escolar