Un Lego de 250.000 piezas reproduce un portaaviones estadounidense

El «Intrepid», anclado desde hace casi 20 años en Nueva York, cuenta con una emblemática maqueta de casi siete metros de largo y 250 kilos.


El portaaviones Intrepid, anclado desde hace casi dos décadas en Nueva York, cuenta ya con una maqueta gigante hecha con piezas de Lego, que, con casi siete metros de largo y 250.000 piezas, pesa 250 kilos y es uno de los mayores barcos jamás reproducidos con esta técnica.

La entidad responsable de la gestión diaria del descomunal portaaviones de la II Guerra Mundial, que sirve de museo y alberga todo tipo de actividades a lo largo del año, anunció este martes que a partir del 15 de abril mostrará al público la detallada maqueta del artista Ed Diment, conocido como «el monstruo del Lego».

Esta maqueta, que se suma a otras espectaculares hechas de emblemáticos enclaves de la ciudad como el Empire State, el Rockefeller Center o el Yankee Stadium, es la mayor que ha construido Diment exclusivamente con piezas de Lego y podría ser también el barco más grande jamás creado con este procedimiento.

El portaaviones Intrepid comenzó su andadura en 1943, en plena II Guerra Mundial, y fue uno de los barcos de la Marina estadounidense que participó en las seis mayores campañas navales del Ejército de este país en el Pacífico.

El museo detalló que los próximos 15 y 16 de abril, Diment acudirá en persona al Intrepid para montar allí la maqueta -traída desde el Reino Unido con el patrocinio de British Airways- y para enseñar trucos para construir barcos con piezas de Lego a los niños que acudan.

«Tras visitar el Museo Intrepid del Mar, Aire y Espacio y quedarse fascinado con su historia, Ed asumió el reto de crear un pequeño Intrepid utilizando sólo piezas de Lego», explicó el museo en un comunicado, en el que detalló que la compañía danesa Lego no patrocina ni participa de forma alguna en estos actos.

En su cuenta de Flickr, el monstruo del Lego detalla que ha elegido una escala de 1 x 40 para reproducir este barco y comparte más de 180 fotografías en las que se muestra detalladamente el proceso de montaje de la descomunal maqueta, con cortes longitudinales para poder ver el interior del barco.

El portaaviones Intrepid, que dejó de estar en activo en 1982 y en el que han servido 55.000 soldados estadounidenses, es visitado en la actualidad por casi un millón de personas al año.

En su día, el portaaviones fue utilizado también para vigilar las aguas del Atlántico Norte en plena Guerra Fría y después para recoger a astronautas de la NASA que en su regreso a la Tierra caían en alta mar.

En las casi dos décadas que lleva anclado en las aguas del río Hudson frente a las costas de Manhattan y, además de haber sido sede del FBI tras los atentados del 11-S, en este portaaviones se han celebrado desde combates de wrestling (variante estadounidense de la lucha libre), hasta lujosas y exclusivas fiestas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un Lego de 250.000 piezas reproduce un portaaviones estadounidense