A orillas del río Miño en el sur de la provincia de Pontevedra, se produce una simbiosis perfecta entre dos productos locales: la lamprea y el vino, el gran orgullo gastronómico de Arbo

Por un lado tenemos la lamprea, un pescado característico por su forma, parecida a una anguila, y por su potente sabor, difícil de definir y que recuerda a la carne. Por otro, la finca La Moreira en Arbo, con su pazo homónimo, es el punto de partida de los vinos de Bodegas Marqués de Vizhoja, que cierran el círculo del producto local acompañando a la tradicional lamprea.

 Arbo lleva siglos siendo uno de los epicentros de la pesca y consumo de lamprea. Las pesqueiras, construcciones sobre el río desde donde se captura este pescado, «datan de la época romana y existen documentos que las recogen en la Edad Media», señala Horacio Gil, alcalde de Arbo.

Horacio Gil, alcalde de Arbo
Horacio Gil, alcalde de Arbo
Las pesqueiras, desde donde se captura este pescado
Las pesqueiras, desde donde se captura este pescado

En este sentido, las pesqueiras «suponen un elemento patrimonial e identificativo de la zona, creando un paisaje fluvial único», añade el alcalde. Las lampreas capturadas en las pesqueiras de Arbo «son de las más valoradas en todo el mundo, por su cantidad y su calidad», precisa. Cabe destacar que la enogastronomía es uno de los referentes de Arbo, como resalta de nuevo el alcalde, para poner en valor la unión de vinos y alimentos. El municipio tiene en su identidad el carácter vinícola, con empresas, como Bodegas Marqués de Vizhoja, «que aúnan tradición y técnicas, produciendo vinos que se exportan a todo el mundo, ensalzando Arbo y su producto local».

El pazo La Moreira, de Bodegas Marqués de Vizhoja, cuenta con un vínculo especial con el producto rey de este artículo. «Aquí se encuentra una poza en la que antiguamente se mantenían las lampreas vivas, ya que debían conservarse en un manantial de agua», explica Jorge Peláez, propietario de Bodegas Marqués de Vizhoja. Así, «las lampreas podían guardarse para su consumo poco a poco o almacenarse hasta la época de prepararlas secas», añade. En este sentido, Jorge destaca el impacto de la lamprea en todas las empresas de la zona: «Es una tradición que viene de lejos, por lo que de un modo u otro todos estamos implicados en ella». 

Desde hace más de 60 años, Arbo homenajea el penúltimo fin de semana de abril a la reina del Miño con la Fiesta de la Lamprea. «La iniciativa nace de un grupo de vecinos, con el objetivo de crear una fiesta gastronómica que ensalzase la lamprea y contribuyese a promocionar los vinos en Arbo», explica. La celebración, pionera entre las fiestas gastronómicas, potenció el sector hostelero en la zona, así como el turismo, atraído por el paisaje, la gastronomía, las actividades y, por supuesto, la presencia de empresas vinícolas, como Bodegas Marqués de Vizhoja.

Jorge Peláez, presidente y propietario de Bodegas Marqués de Vizhoja
Jorge Peláez, presidente y propietario de Bodegas Marqués de Vizhoja

diferentes preparaciones

En la actualidad hay innumerables recetas elaboradas con este producto en Arbo, claro, y en otras zonas de la esquina noroeste peninsular. La más conocida es la lamprea a la bordalesa, que incluye la cocción del pescado en su propia sangre. Sin embargo, «la lamprea es muy agradecida en la cocina: tenemos también lamprea rellena, lamprea con fideos y tirabeques, empanada de lamprea…», explica el alcalde. La lamprea seca, por ejemplo, también se suma a las preparaciones. 

Jorge Peláez, propietario de Bodegas Marqués de Vizhoja, destaca además que los restaurantes locales intentan siempre apostar por los vinos de la zona. Así, es posible acompañar un producto como la lamprea con vinos como los de Bodegas Marqués de Vizhoja. Para cerrar este círculo de producto local, Jorge apuesta por maridar la lamprea con el vino Señor da Folla Verde (Condado do Tea, 70 % albariño, 15 % loureira, 15 % treixadura; D.O. Rías Baixas). «Es un vino producido también en la zona del Condado, lo que convierte la combinación en una opción 100 % de proximidad», señala Jorge Peláez, propietario de Bodegas Marqués de Vizhoja. «A la lamprea, con ese sabor tan fuerte e inconfundible, este vino le aporta suavidad, le quita las grasas, por así decirlo, otorgándole una clara frescura», añade. 

próxima fiesta de la lamprea

Tras dos años con ediciones de la fiesta muy limitadas por la pandemia, Arbo vivirá los días 22, 23 y 24 de abril la 62ª edición de la Fiesta de la Lamprea. «Se celebrarán verbenas, conciertos, así como Arbomostra, una feria que reúne stands de degustación, artesanía y producto local», señala el alcalde, quien explica que insistirán en el cumplimiento de las medidas sanitarias. 

Votación
10 votos

Arbo presume de su producto local: la lamprea y el vino