Es el momento favorito de cantidad de gallegos para salir a tomar algo, pero no necesariamente tiene que ser esta bebida; de hecho, a veces un buen vino gana por goleada

Redacción

Quizás no en otros sitios, pero en España la hora del vermú es sagrada. Y a nadie le hace falta preguntar cuál es. Quedar para tomar el aperitivo es un ritual semejante a quedar para cenar o para tomar unas cañas.En este momento que perfila el mediodía es cierto que nos juntamos con familia o amigos pero ¿es necesariamente para tomar el vermú? Aunque esta bebida bautiza este momento, el vino le está robando una cuota cada vez mayor de protagonismo. Es lo que mantienen, al menos en Al Traste Rock, en Vigo. «Al final, lo que menos servimos es vermú», subraya Mauro Muñoz, que está al frente del local. En este bar, sobre la una de la tarde se sirven los vinos de Bodegas Marqués de Vizhoja maridado, en este caso, con la buena música.

En septiembre, Mauro y Manuel Fernández abrían las puertas de este local frente a la escuela de peritos de Vigo. El último inquilino del local fue el bar Contraste, al que quisieron rendir homenaje con el nuevo nombre, al que le añadieron el toque musical.

Tras la apertura, tenían claro que querían ofrecer algo distinto a otros establecimientos. Comenzaron así sus sesiones vermú del sábado con música en directo. Miguel Iglesias, el grupo Broke Acoustic Covers o Pandemonium son algunos de los intérpretes que ya han tocado en estas sesiones.

«Contamos con músicos de la zona de Vigo y abarcamos estilos musicales como el rock, el blues o el soul, pero estamos abiertos a otras opciones», subraya Mauro. Además «tenemos con un local grande que nos permite tener este tipo de eventos, sin problemas de aforos».

A esta combinación de música y buen ambiente le han sumado un nuevo factor: Bodegas Marqués de Vizhoja. Así, los sábados se celebran las Sesiones Vermú de Marqués de Vizhoja. La bodega de Arbo presenta, acompañada de la actuación de música en directo, sus diferentes vinos. «Buscamos darle al cliente un plus adicional para que disfruten de la sesión: conocen el vino, su sabor, el embotellado…», señala Mauro. Todo ello enmarcado en un momento social como el aperitivo. «Es mucho más que ir a tomar algo, implica disfrutar de un concierto, conocer una bodega». «A la gente le gusta el ambiente, al final tomar el vermú es una excusa», indica. De hecho, remarca que es de lo que menos sirven. «El vino triunfa más, por ejemplo».

El éxito de esta triada, Bodegas Marqués de Vizhoja, música en directo y buen ambiente, se refleja en el calendario. «Tenemos conciertos agendados hasta marzo del 2022, y lo más importante, muchos clientes repiten cada sábado, por lo que quien acude a una sesión, suele regresar». Estas son las próximas sesiones, todas a las 12.30 horas:

  • Sábado 18 de diciembre: Irene (Voice & Guitar)
  • Viernes 24 de diciembre: Shadows
  • Viernes 31 de diciembre: Pandemonium
  • Sábado 8 de enero: Zona Zero
Votación
6 votos

¿Está colonizando el vino la sesión vermú?