¿Hay que lavar la carne antes de cocinarla?, ¿se mantienen las propiedades de un batido horas antes de su consumo? ¡Respondemos tus dudas!

L.G.V.

TRUCOS

Si tienes preguntas sobre nutrición, recetas o incluso protocolo en la mesa, deja tu consulta en el buzón gastronomia@lavoz.es y los profesores del Centro Superior de Hostelería de Galicia te sacarán de dudas

07 ene 2021 . Actualizado a las 13:40 h.

Hay veces, sobre todo en la cocina, que las dudas que nos resultan más tontas son las que nos impiden avanzar en el noble arte culinario. Dejamos de comprar productos por no saber cómo es la mejor manera de cortarlos, cocinarlos o conservarlos. Y lo que es peor, tiramos otros tantos porque desconocemos dónde debemos guardar, de manera correcta, los ingredientes. Para solucionar estos pequeños conflictos diarios y hacer más fácil y sostenible nuestro quehacer en la cocina, los profesores del Centro Superior de Hostelería de Galicia (CSHG) nos sacan de algunas de las dudas que han mandado los lectores de Sabe Bien al buzón gastronomia@lavoz.es.

¿Si hago un batido de frutas por la noche aguantan sus propiedades a la mañana siguiente?

Desde el momento que preparamos el batido comienza la oxidación de las frutas y con el paso del tiempo se va alterando su color, aroma y sabor, pero desde la noche anterior, si le añadimos un chorrito de limón y  lo envasamos bien en una botella de vidrio bien cerrada, se mantienen perfectamente sus propiedades nutricionales y organolépticas. Eso sí, agitar bien antes de consumir. En el caso de que el batido sea con frutas y leche, ésta debemos añadirla por la mañana, en el último momento, y remover.

¿Existe diferencia, en cuanto al sabor, y a efectos nutricionales, entre las alcachofas de lata y las frescas?

Las conservas de alcachofas, como las de otros vegetales, son una magnífica opción. Nos permite disfrutar de ellas todo el año, además de facilitarnos el trabajo de limpiar las alcachofas, que es un poco latoso. Para saber si sus propiedades nutricionales no se ven alteradas debemos fijarnos en la lista de ingredientes y comprobar que solo contienen alcachofas, agua, sal y, como mucho, algún antioxidante. También hay que prestar atención a la cantidad de sal por 100 g de producto y, si es menos de 1g/100g estamos ante una opción de lo más saludable.