Al tiramisú solo le faltaba ser gallego

Con queso mascarpone 100 % de origen local, el postre más célebre de Italia tiene en nuestra comunidad un gran aliado. De la mano de Quescrem te proponemos seis recetas distintas perfectas para la Navidad en las que el tiramisú es protagonista

En la película El hijo de la novia se plantea la posibilidad de hacer un tiramisú sin queso mascarpone. Una necedad comparable casi a hacer una paella sin arroz. Este postre italiano ha hecho famoso un producto oriundo de la región de Lombardía que es tan delicado como delicioso. Este queso, que conquista hasta a aquellos menos turófilos (haberlos haylos) por su cremosidad y toques de acidez, también puede tener acento gallego si se pone el foco en Quescrem. Esta compañía lucense produce su propio mascarpone con ingredientes de cercanía; es decir, gallegos, e incluso goza del privilegio de ser el único autóctono, que además se prepara con leche y nata de granjas situadas a 20 kilómetros de las instalaciones, concretamente en Castro Ribeiras de Lea. Además de esta característica, este mascarpone se distingue de otros homólogos en que su cremosidad y excelente sabor van a darle al tiramisú la untuosidad liviana que necesita. Y como verás, la receta es apta para intolerantes a la lactosa:

Tiramisú sin lactosa

8 raciones / 30 minutos

Ingredientes para el bizcocho:

  • 400 g de bizcochos de soletilla o savoiardi
  • 400 g de café
  • 80 g de licor de almendra amarga Amaretto

Para el esponjoso de mascarpone:

Preparación:

  1. Mezcla para emborrachar los bizcochos: ligar el café con el licor de almendra amarga. Reservar.
  2. Para hacer el esponjoso de mascarpone se ponen a montar las yemas de huevo en la batidora junto con el azúcar hasta que blanqueen. Añadir la leche y el Mascarpone 0% Lactosa y seguir batiendo a máxima velocidad hasta que monte y coja consistencia. Meter en manga pastelera y utilizar de inmediato.
  3. El montaje: colocar en el fondo de un molde desmontable los bizcochos de soletilla. Mojarlos con la mezcla de café y licor sin que se empapen por completo. Llenar con una pequeña capa de esponjoso de mascarpone. Añadir otra capa de bizcochos y emborracharlos. Volver a dosificar el esponjoso de mascarpone, espolvorear cacao en polvo por encima y retirar el molde.

 Te dejamos cinco opciones más para darle una vuelta de tuerca al queso mascarpone:

Brownie de tiramisú sin lactosa

* 8 raciones / 1 hora

Ingredientes: 

  • 250 g de Mascarpone Quescrem 0% lactosa
  • 250 g de azúcar
  • 200 g huevos
  • 160 g de cobertura de chocolate sin lactosa (55%)
  • 130 g de harina floja
  • 130 g de nueces
  • 3 cucharadas de café hecho (opcional)

Preparación

  1. Poner el huevo junto con el azúcar en un bol de la batidora y batir bien.
  2. Por otra parte, fundir la cobertura de chocolate y mezclar con Quescrem Mascarpone 0% Lactosa.
  3. Opcionalmente se puede añadir a la mezcla anterior 3 cucharadas de café ya preparado para darle un sabor a tiramisú más clásico.
  4. Añadir el batido de huevo y azúcar a la mezcla de chocolate y mascarpone. Mezclar con cuidado.
  5. Para finalizar, añadir la harina tamizada junto con las nueces troceadas. Mezclar y rellenar un moldea aceitado y enharinado.
  6. Cocer a 170º de 30 a 45 min.
  7. Presentar el brownie con una bola de helado sin lactosa cuando aún esté templado

Tarta de queso cremosa con mascarpone

* 9 raciones / 29 minutos

Ingredientes:

Preparación:

  1. Mezclar en batidora todos los ingredientes.
  2. Colar la mezcla para eliminar el aire.
  3. Verter en un molde de 20cm de diámetro forrado con papel de horno.
  4. Cocer a 200º C durante 25 minutos. Dejar enfriar antes de servir.

Roll de tiramisú

* 50 minutos

Ingredientes para el bizcocho:

  • 6 huevos
  • 150 g. de harina
  • 150 g. de azúcar

Para el roll:

  • 3 huevos
  • 350 g. de Quescrem Mascarpone
  • 100 g. de azúcar
  • 250 ml. de café fuerte
  • Una cucharada de Amaretto u otro licor

Para decorar:

  • Cacao puro en polvo
  • Menta

Preparación: 

* Bizcocho

  1. Forrar la bandeja del horno con papel de hornear y calentar a 180º con calor arriba y abajo. Separar las claras de las yemas y montar las claras a punto de nieve junto a la mitad del azúcar. Reservar. Montar las yemas junto al resto del azúcar hasta que blanqueen y aumenten de volumen. Juntar ambas mezclas y agregar la harina tamizada con movimientos envolventes para no perder el aire.
  2. Extender la mezcla sobre la bandeja de horno con un grosor de menos de 1 cm y hornear durante 10 minutos a 180º.
  3. Al sacar del horno y con la plancha de bizcocho aún caliente, poner otro papel sobre el bizcocho y voltear para despegar el papel que se usó como base. Así evitamos que al enfriarse no pueda despegarse. Dejar reposar.

* Mousse de tiramisú

  1. Separamos las claras de las yemas de los tres huevos. Mezclamos las yemas con el azúcar hasta que monten ligeramente para que el azúcar se deshaga. Agregamos con cuidado el queso mascarpone, intentando que se baje lo menos posible.
  2. Montamos las claras a punto de nieve y las unimos a lo anterior, intentando que nos quede una masa esponjosa y no líquida. Si en este punto vemos que la masa la hemos batido mucho y está más líquida de lo que debiese, podemos agregar una clara batida más. Hay que tener cuidado en este paso ya que usaremos esta crema para rellenar el brazo y de otro modo se saldrá todo. También podemos valernos de un poco de gelatina neutra para estabilizar la crema. La disolveremos en una o dos cucharadas de leche tibia y se integra justo con las yemas y el azúcar.

* Montaje

  1. Estiramos con cuidado la plancha de bizcocho y la mojamos, ayudándonos con un pincel, con la mezcla de café y licor. El punto de mojado es a nuestro gusto, pero tened cuidado de no hacerlo en exceso para que la plancha no se rompa y expulse líquido. Rellenamos con la crema, dejando unos tres centímetros sin cubrir al borde, y alisamos con una paleta o cuchillo.
  2. Enrollamos con cuidado y colocamos en la bandeja de servir. Refrigeramos durante al menos cuatro horas, o mejor toda la noche cubierto con papel de plata.
  3. Para decorar: justo antes de servir lo espolvoreamos con cacao en polvo y adornamos, si queremos, con unas hojitas de menta.

Mousse de tiramisú para rellenos en bollería y repostería

* 20 minutos

Ingredientes:

  • 500 g de Mascarpone Quescrem
  • 400 g de nata 35% M.G.
  • 150 g de azúcar
  • 40 g de yema de huevo
  • 1 c/s de café soluble
  • 15 g de licor de almendras
  • Cacao en polvo

Preparación:

  1. En un bol colocar las yemas de los huevos, junto con el azúcar, cocinar las yemas al baño María hasta que se blanqueen, añadir el licor de almendras, batir unos segundos más y retirar del baño María.
  2. Dejar atemperar e incorporar el mascarpone Quescrem y la nata; batir hasta conseguir una crema lisa y sin grumos. Añadir el café soluble y mezclar.
  3. Introducir en una manga pastelera con boquilla y rellenar las piezas deseadas espolvoreando con cacao.

Copa de tiramisú con frutos rojos

* 6 raciones / 30 minutos

Ingredientes:

  • 6 bizcochos secos
  • 375 g de Queso Mascarpone Quescrem
  • 50 g de azúcar
  • 2 yemas de huevo
  • 1 clara de huevo
  • 190 g de frutos del bosque
  • 100 g de agua
  • 75 ml de ron
  • Frambuesas y arándanos para decorar

Preparación:

  1. Separar las claras de las yemas y reservar.
  2. En un bol mezclar el azúcar y el Queso Mascarpone Quescrem hasta conseguir una crema lisa.
  3. Añadir una a una las yemas y remover con fuerza, incorporar el licor.
  4. Montar una de las claras e incorporar poco a poco en la mezcla de mascarpone, reservar.
  5. Por otro lado, poner a cocer el agua junto con el azúcar y los frutos rojos, dejar hervir unos segundos, retirar y triturar, colocar en un bol profundo y hundir los bizcochos en esta mezcla dejando que se empapen. 
  6. En los vasitos vamos colocando los bizcochos empapados con los frutos rojos, y después la crema de mascarpone.Dejar enfríar.
  7. Decorar con frutos rojos por encima.
Votación
17 votos
Comentarios

Al tiramisú solo le faltaba ser gallego