Nueve recetas para principiantes (y una para expertos) con productos gallegos con IGP

L. G. V. REDACCIÓN / LA VOZ

RECETAS

Estos alimentos o platos son originarios de la esquina noroeste peninsular. Nuestras propuestas demuestran que con elaboraciones sencillas podemos triunfar como los Chichos, pero también encontraremos resultados asombrosos si les damos una vuelta de tuerca

13 feb 2020 . Actualizado a las 14:34 h.

Abanderados de una gastronomía que fácil puede encontrarse entre las mejores del mundo, solemos caer en la preparación de platos con productos que mucho distan de la despensa gallega. Y eso que  nuestro entorno goza de esos ingredientes que harán de nuestro día a día un festival de sabor sin renunciar a una materia prima saludable. Con los productos con Indicación Geográfica Protegida (IGP), que a continuación mencionamos, nos aseguramos que los alimentos en cuestión son originarios de la esquina noroeste peninsular; que al menos una de sus fases de producción, transformación o elaboración tienen lugar en la zona geográfica definida, y que una de sus cualidades es particular de ese territorio.

En plena oda a la cocina de proximidad y aprovechamiento, en Sabe Bien queremos ensalzar estos alimentos tan nuestros y demostrar que tenemos alternativas para todos los gustos y capacidades culinarias. Desde aquellos más manitas que se atreven con la repostería de altura hasta aquellos que limitan sus habilidades a cortar y triturar. Empezamos.

Castaña de Galicia

Puede consumirse en fresco o después la transformación en castañas congeladas, secas, envasadas al natural y harina. Aunque como revela la web gastronomía de Galicia, los frutos de las 81 variedades autóctonas existentes en Galicia se destinan en su mayor parte al mercado en fresco o para la fabricación de crema y harina. En este caso, la receta que proponemos es un jarrete con castañas (con una pieza de una buena vaca gallega, claro) perfecta para días de frío.