Las ensaladas perfectas para cada día de la semana

Más contundentes, con cecina o lentejas, o ligeras, de pollo y zanahoria; las infinitas opciones que ofrece este plato te permiten comer rico, sanísimo y variado en plena operación bikini


No hay excusa. Las ensaladas han dejado de ser esa guarnición aburrida de un filete empanado o de un pescado a la plancha para convertirse en platos con entidad propia. Las múltiples combinaciones que antes pocos se atrevían a hacer son hoy alternativas que, está más que comprobado, pueden dar un resultado exquisito para el paladar y, desde luego, para el estómago. A la lechuga, que sigue siendo el alma mater de este plato, le salen competidores que sirven a la perfección como base de este plato: las legumbres, por ejemplo, que son una importante fuente de proteínas y apenas contienen grasas, están sabrosísimas crudas. O los vegetales, que crudos conservan mejor las propiedades nutricionales, son una alternativa más que idónea.

Por otro lado, en plena campaña a favor de la comida real, los expertos se empeñan en tumbar mitos y apostar por una alimentación que invita a no hacer dietas drásticas o muy restrictivas, sino a aprovechar la variedad de alimentos que tenemos a nuestro alcance, fomentando así un consumo local, lo que significa que podemos perfectamente apostar por una mayonesa casera, un embutido saludable o un trozo de pollo hecho al horno y aderezado con especias. Todos estos elementos tienen cabida en nuestra alimentación y, también, en una ensalada. 

Según la nueva pirámide alimenticia hecha pública hace escasos días por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), la base de nuestra alimentación deben ser las legumbres, el arroz integral, la pasta integral y, por supuesto, las verduras, hortalizas y frutas. Teniendo en cuenta todo esto, te proponemos siete completísimas ensaladas que podrás consumir a lo largo de una semana al mediodía o en la cena. ¿Aceptas el reto?

  • Lunes:
  • Martes:
  • Miércoles
  • Jueves
  • Viernes
  • Sábado
  • Domingo

Ensaladas envasadas: ¿solución saludable o engañabobos?

L. G. V.

Los españoles se han lanzado a la vida sana (pero cómoda). El último informe de Consumo Alimentario revela que, en el 2018, el consumo de ensaladas de bolsa casi duplicó el del año anterior. Te contamos si merece la pena o no hacerles un hueco en nuestra rutina

Por menos de 3 euros tienes a tu alcance una comida saciante, repleta de verde, que no viene mal para calmar conciencias; y que requiere cero esfuerzo si eres poco ducho en la cocina o no tienes tiempo para ponerte con filigranas culinarias. Con este panorama se entiende que, como revela el último informe de Consumo Alimentario, cada vez más españoles se lancen a las neveras del supermercado para hacerse con una de las infinitas variedades de ensaladas envasadas que ofrece el mercado: en concreto, un 56,7 % más de consumidores se inclinaron en el 2018 por este tipo de platos que en el 2017. El aumento del interés en estos productos de cuarta gama revela que en España, un país en el que el 23 % de la población es obesa, comienza a calar hondo la idea de que la vida saludable es la vida mejor. Aunque primando, eso sí, la comodidad. Sin embargo, tras una vuelta por el supermercado y preguntando a una nutricionista si estos preparados son realmente recomendables o un engañabobos, las conclusiones son claras.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Las ensaladas perfectas para cada día de la semana