Los mariscos que más les gustan a los huevos fritos

Marco Soriano de Tejada

MÁS ACTUALIDAD

En el restaurante ibicenco Casa Jondal, Rafa Zafra prepara huevos fritos con caviar
En el restaurante ibicenco Casa Jondal, Rafa Zafra prepara huevos fritos con caviar

La mezcla de un ingrediente tan humilde como un huevo con suculentos mariscos es una tendencia a la que cada vez se apuntan más restaurantes. Con origen incierto, es un fenómeno relativamente reciente y la mayoría mira a Formentera como punto de partida

11 oct 2021 . Actualizado a las 17:31 h.

A pesar de que son muchos los que le atribuyen la combinación de langosta con huevos fritos y patatas fritas a Johnny Yern, del restaurante Es Molí de Sal, en Formentera, otros buscan su origen en un plato tradicional de langosta con patatas fritas que existía en Ibiza y al que recientemente se le han añadido los huevos fritos. Proceda de donde proceda, lo que sí es cierto es que ha dado el gran salto desde las islas Baleares hasta la península, y ha entrado en las cartas de los grandes restaurantes.

Langosta, huevo frito y sobrasada es la sugerente combinación del chef de origen francés David Grussautte desde la localidad de Sant Josep de sa Talaia (Ibiza)
Langosta, huevo frito y sobrasada es la sugerente combinación del chef de origen francés David Grussautte desde la localidad de Sant Josep de sa Talaia (Ibiza)

Probablemente, una de las recetas más arriesgadas sea la que nos propone el chef David Grussautte del Unic Restaurant en Ibiza. Además de la langosta y las patatas fritas entra en juego la sobrasada, el embutido curado con carne de cerdo con origen en Sicilia. El resultado es un plato soberbio que se ha de hacer siempre con el crustáceo capturado en las islas. El chef Dani García también se ha subido al carro de estos exclusivos «mar y montaña» y nos deleita, dependiendo de la disponibilidad del producto, unas veces con chanquetes de bogavante con huevos fritos y otras con camarones con huevos también fritos, tanto en el restaurante Lobito de Mar de Marbella como en el de Madrid, sin perder sus raíces malagueñas. Pero lo que para unos es una moda, para otros lleva siendo una de las especialidades de la casa años, como ocurre en el restaurante Pablo Gallego.

El chef Pablo Gallego tiene en su restaurante homónimo, en A Coruña, unas gulas con huevos fritos
El chef Pablo Gallego tiene en su restaurante homónimo, en A Coruña, unas gulas con huevos fritos

El chef coruñés nos ofrece las angulas acompañadas de huevos fritos. Lo que a primera vista podría ser un sacrilegio, Pablo considera que es la mejor manera de acompañar a estos cotizados alevines de anguila capturados en la desembocadura del río Miño. De vuelta a la isla de origen de esta controvertida combinación, Rafa Zafra, en Casa Jondal, famoso por su alta cocina informal en una preciosa cala ibicenca, ha convertido el caviar en su ingrediente fetiche. Parte de más de un kilo de caviar al que le da salida todos los días durante la temporada estival, se lo llevan como acompañamiento los huevos fritos con patatas paja. Este chiringuito que sirve más de 350 comidas diarias no se caracteriza precisamente por un tique medio al alcance de todos los bolsillos. Pero como podemos comprobar, la onda expansiva de esta combinación en la que la calidad de los huevos es tan importante como la frescura del marisco ha alcanzado hasta el noroeste de la península. Desde Vigo, Juan Carlos Perret en su restaurante Kero nos propone una sugerente creación a la que llama Cangrejo Reventado. El chef peruano afincado en la ciudad olívica nos cuenta que se inspiró para este plato en una receta del norte de su país de origen. Es un guiso de buey de mar con picantes, una espuma de bullabesa, huevo frito y albahaca thai. Una exótica combinación en la que el huevo no pierde un ápice de protagonismo, a pesar de las exigencias del guion.