Los empleados de Inditex mojan pan en las salsas de esta abuela de Muxía

El gigante textil rinde culto a la cocina tradicional gallega en sus menús


Al indicarle a Sergio Sambad que para acompañar esta información sería conveniente una imagen donde saliese preparando alguna de las salsas de Esencia Atlántica, la respuesta es clara y concisa: «El mérito es todo de Mari Luz, tiene que salir ella en la foto porque es la que pasa los días preparando unas recetas que se han transmitido de generación en generación, y gracias a las que ahora nos va tan bien». Y tanto que, en la medida que el covid lo permite, a los creadores de estos aderezos les va miel sobre hojuelas. Como explica Sambad, responsable del restaurante muxián A de Loló, si ahora tuviera que apostarlo todo a un negocio este sería, sin duda, el de las salsas.

Aunque la idea de envasar los secretos mejor guardados de los platos estrella de su local surgió hace dos años, los clientes llevaban mucho tiempo pidiéndoles la fórmula para clavar una vinagreta de tal forma. «Fue la semilla, y eso que realmente solo lleva cebolla y zanahoria semiconfitada, y está muy suave de vinagre; pero la despachamos sobre unos mejillones al vapor que dejan una combinación increíble». La elaboración de la vinagreta sirve de ejemplo para entender la forma en la que Mari Luz da forma a sus creaciones. «Lo que hace es poner en valor una cultura inmaterial, recuperar la memoria histórica de la Costa da Morte tratando los productos con respeto y haciendo cada salsa a mano en tandas de 8 kilos».

Las distintas opciones

Los botes de caldeirada, zaragallada, vinagreta, salsa marinera, salsa verde y rustrido, están disponibles en diversos puntos de venta del centro y el norte de España, y se pueden adquirir online. Pero algunos afortunados tienen un acceso mucho más sencillo a los manjares líquidos de Mari Luz. Se trata de los empleados de Inditex, que a diario disfrutan en sus comedores de platos elaborados con estas salsas. «No creo que exagere si digo que es de lo mejor que me pasó en la vida», afirma Sambad, para añadir a continuación: «Como gallego y empresario es un orgullo que esta compañía se haya fijado en nuestros productos, sobre todo por quién la lidera, que sin duda es un ejemplo a seguir».

Explica el responsable de Esencia Atlántica que el gigante textil siempre busca trabajar con «productos 100 % ecológicos y sostenibles, y nosotros en la medida en la que podemos cumplimos con todo esto. De hecho, acabamos de incorporar un vehículo eléctrico para realizar las entregas de corta distancia».

La vanguardia y la tradición de la mano. Porque estos sabores tradicionales, que durante años custodiaron generaciones de marineros gallegos están pensadas, también, para ahorrar tiempo en la cocina sin que por esto los platos tengan que perder sabor. De hecho, Sambad revela que creían que la salsa que menos iban a vender era la caldeirada «porque imaginamos que en la comunidad casi todo el mundo sabría prepararla y que es común en muchas casas; sin embargo no ha sido así y tiene muchísimo tirón». Otra de las versiones que ha tenido más éxito del esperado es el rustrido, «y eso que mucha gente no sabe en qué consiste pese a que es una base indispensable de la cocina tradicional gallega». Para aquellos que se encuentren en este grupo: se trata de un sofrito muy particular perfecto para arroces y guisos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Los empleados de Inditex mojan pan en las salsas de esta abuela de Muxía