¿Qué comen los votantes de Trump?

Estados Unidos es más que pollo frito y kétchup. Como hicimos con los estados que se decantaron por Biden, repasamos los platos tradicionales de las zonas republicanas

Durante la carrera por la Casa Blanca, Joe Biden repitió en más de una ocasión que Dondald Trump no representa los auténticos valores de Estados Unidos. Llevado al ámbito de la alimentación, vamos a comprobar si en aquellos estados que eligieron al magnate neoyorquino para revalidar su cargo hay mundo más allá de las hamburguesas y el batido de Oreo. El aún presidente de la primera potencia mundial no ha cesado en su empeño de ahondar en el cliché, como quedó patente a principios del 2019. Mientras el país norteamericano vivía el cierre de gobierno más largo de la historia de la democracia, Trump decidió invitar a los Clemson Tigers (ganadores del campeonato nacional de fútbol americano) a su humilde morada a disfrutar de un ágape basado en hamburguesas de McDonald's, Burger King y Wendy's. Un sencillo menú local, vamos. 

Es cierto que en los estados republicanos, sobre todo aquellos del medio este y del sur del país, ha sido más complicado encontrar platos típicos que abandonen estereotipos. En algún caso ha sido, de hecho, imposible. Pero otras extensiones, igual que ocurrió con los estados demócratas, dejan claro que gozan de variedad y, si aisamos la visión mediterráneo-centrista, incluso calidad. Vamos a demostrarlo.

Alabama: barbacoa

Mal comienzo para abandonar los tópicos. Pero es una realidad que en Alabama la barbacoa, más que una manera de preparar un plato es una forma de entender la vida social que está totalmente implantada en este estado sureño. Como acompañante, eso sí, uno puede sorprenderse al encontrar que la ocra (un vegental popular en muchísimas partes del mundo y desconocido en España) suele ser el acompañante principal de todo tipo de carnes que incluyen, por cierto, tripas de cerdo. La salsa barbacoa blanca es una especialidad de Alabama e  incluye mayonesa, sal, pimienta negra, azúcar y vinagre. 

Alaska: salmón rojo

En términos generales, parece que los especialistas están de acuerdo a la hora de decantarse por el salmón noruego como la variedad que tiene mejores propiedades nutricionales. El salmón de Alaska es una fuente rica de vitaminas y minerales, así como proteínas magras y ácidos grasos omega-3. Aunque el salmón es lo más conocido fuera de estas tierras, lo cierto es que la principal fuente de proteínas de los habitantes de Alaska procede de animales como el reno y el alce.

Arkansas: pastel de zarigüeya

Este postre no tiene, en un sentido literal, nada que ver con un marsupial. Más bien se le llama así porque, como la zarigüeya, juega a engañar. Vamos, que es un trampantojo. Al parecer, la gruesa capa superior de crema batida del pastel oculta las capas secretas de sabor que se encuentran debajo. Estas capas incluyen natillas de chocolate con queso crema, crema agria o pudín de vainilla.

Carolina del Sur: berzas

Se trata de la guarnición más clásica de la cocina sureña y, más concretamente, en Carolina del Sur; de hecho, fue nombrada la verdura oficial del estado en 2011. Se suelen consumir tras haberlas cocido con jamón, tocino o pavo ahumado.

Carolina del Norte: croquetas de maíz

Las adictivas hushpuppies son unas bolitas fritas de maíz que suelen servirse de acompañante de mariscos. Cuenta la leyenda que hace años se las daban los pescadores a los perros para que no les molestaban mientras estaban en faena.

Dakota del Norte: patatas fritas con chocolate

Lo más llamativo de las patatas cubiertas con chocolate es que suelen tomarse de postre. Empezaron a popularizarse a finales del siglo XIX cuando empezó a comercializarlas una compañía de Chicago llamada Executive Sweets.

Dakota del Sur: salsa wojapi

Wojapi es una salsa estadounidense tradicional originaria de Dakota del Sur, donde es un alimento básico de la dieta de los lakotas, un pueblo que vive en los márgenes del norte del río Misuri. La salsa se prepara con arándanos y moras, y harina de maíz. Se usa como complemento al pan frito y en tortitas.

Florida: tarta de lima

Este dulce forma parte de la estampa habitual en los mostradores de los restaurantes de carretera de Florida. Debe su origen a unas limas pequeñas que se dan en los Cayos de Florida. La fruta es lo único ligero de este postre, pues para hacerlo bien empalagoso se mezcla con leche condensada y yemas de huevo.

Idaho: palitos de carne

Sencillísima elaboración: tiras de carne fritas con patatas (claro) también fritas. Es un plato tradicional de los autocines de Boise, la ciudad más poblada del estado de Idaho. La cocina del restaurante que ideó este plato calcula que sirve unas 450 órdenes semanales.

Indiana: Crumble de manzana

Fue la mujer del gobernador de Indiana Josie Orr quien inventó una tarta de manzana sin corteza después de que su marido le pidiera un postre a toda prisa. Con su elaboración ganó un concurso de tartas de manzana de una revista en 1983 y empezó a hacerse popular en la zona.

Iowa: mazorca de maíz

Preparada al vapor o asada, la mazorca de maíz es un pica-pica habitual perfecto para consumir en cualquier momento. Para evitar quemaduras se le suele colocar un palo y se sazona con sal o mantequilla.

Kansas: pastel de carne

Es tradicionalmente un estado dedicado a la ganadería, donde la barbacoa es la reina absoluta de la mayoría de menús. Pero más allá de la carne a la brasa, un plato típico de la zona es el pastel de carne picada glaseado con kétchup. 

Kentucky: pollo frito

No es casualidad el nombre de la compañía especializada en pollo frito. De hecho esta empresa ha hecho famoso este estilo de pollo crujiente sin revelar la receta. Sin embargo, un descuido hizo que un periodista de Chicago Tribune vio, en un descuido una copia de la elaboración. El secreto, según descubrió es una mezcla de once especias entre las que se encuentran tomillo, perejil, mostaza, jengibre molido o pimienta blanca. Por cierto, en este estado nación también el bourbon que, por supuesto, tiene como base el maíz.

Luisiana: jambalaya

Es una receta de arroz con una mezcla de sabores muy potentes y picantes. Algunos osados dicen que es la versión norteamericana de la paella, pero los ingredientes poco o nada tienen que ver. El nombre es una mezcla de la palabra francesa jambon (jamón) y el término de origen africano aya (arroz). Incluye arroz, cangrejo, jamón ahumado, pimiento, cebolla, tomate, tomillo y laurel.

Misisipi: pastel del lodo del Misisipi

Una tarta habitual de la cocina sureña que hará las delicias de los amantes del chocolate. El nombre se hizo popular en los años veinte por una canción que llevaba este título. Con una base de galletas y grandes dosis de chocolate negro, suele acompañarse de helado.

Misuri: pizza estilo St. Louis

La pizza estilo St. Louis se diferencia de las que suelen consumirse en Estados Unidos en su corteza, mucho más fina. A la hora de cortarlo también tiene una particularidad, en lugar de hacer porciones triangulares suele servirse en cuadrados. Además, se prepara con queso Pprovel, una variedad elaborada con provolone y cheddar.

Montana: tarta de arándanos

En realidad, infinidad de elaboraciones con este fruto rojo. Desde un plato de carne con glaseado de arándanos hasta unos panecillos con mermelada de arándanos. El sándwich de chuleta de cerdo también es frecuente en los menús de la zona.

Nebraska: runza

Con oríenes alemanes, fue en el medio oeste estadounidense donde se asentó definitivamente, sirviendo como plato recurrente entre los trabajadores del campo. Se trata de un sándwich relleno de carne de vacuno, repollo, cebollas y distintas salsas. En Nebraska es habitual darle un toque de horno.

Ohio: chili estilo Cincinnati

Cincinnati tiene casi 200 restaurante donde se sirve chili. En esta ciudad es habitual servirlo con carne molida, caldo y especiacomo canela, pimienta de Jamaica, salsa Worcestershire y cacao. Generalmente se sirve sobre pasta y se cubre con una combinación de queso cheddar rallado, frijoles fritos, cebollas y galletas de ostras trituradas.

Oklahoma: ocra frita

La ocra es un imprescindible de las fiestas sureñas. Repartida por el mundo por los esclavos que partían de América, en esta zona suele servirse frita. Este vegetal es tan popular que forma parte del menú oficial de Oklahoma, que incluye pan de maíz, barbacoa de cerdo, calabaza, salchichas con salsa blanca, maíz, fresas, filete empanado y judías de careta.

Tennessee: pastel de Tennessee

Está elaborado con una combinación de mantequilla, chocolate semidulce, sal, azúcar, cacao, huevos, extracto de vainilla y leche evaporada. Una vez mezclada, la combinación se vierte en una base de pastel y luego se hornea hasta que la corteza se dore. Es una tarta que suele consumirse en reuniones familiares y eventos eclesiásticos.

Texas: chili con carne

Pese a la creencia popular este no es un plato original de México, sino que sus raíces están en Texas. Se trata de un guiso de carne muy picada, chile picante, sazonadores y agua. Es el plato oficial del estado y se cree que lo llevaron los canarios a San Antonio en el siglo XVIII.

Utah: Jell-o

En el 2001, Utah lo reconoció como el aperitivo favorito de Utah y puso en valor la base fundamental de la gelatina en la cocina mormona. Además, durante los Juegos Olímpicos de Invierno del 2002 de Salt Lake City, los pines de recuerdo incluían uno que representaba este producto. Poco habitual en los supermercados españoles, genera auténtica euforia al otro lado del charco y, efectivamente, no es otra cosa que una variedad de postres de gelatina o pudin sin hornear.

Virginia Occidental: jamón

Sin duda, su producto estrella es el jamón. Tiene un sabor especial debido a que la alimentación de los cerdos incluye cacahuetes. Los jamones primero se curan con sal y, después, se ahúman sobre leña de nogal americano. Finalmente, la superficie del jamón se frota con pimienta y se cuelgan para que maduren durante un mínimo de seis meses. Suele servirse en todo tipo de comidas y se condimenta (algo que en España sería tildado de sacrilegio) con mermeladas o salsa de mostaza y miel.

Wyoming: hamburguesas de bisonte

Sin duda es el lugar para comer carne de bisonte. Las hamburguesas de bisonte de Jackon son célebres, pero hay infinidad de combinaciones con esta carne, que se caracteriza por tener un toque dulce y un sabor muy intenso.

Los platos icónicos de los estados que le han dado la presidencia a Joe Biden

Laura G. del Valle

Estados Unidos es más que pollo frito y kétchup. Repasamos, en dos partes, qué se come en los 50 estados, empezando por los demócratas

Cuando en Leyendas de pasión el personaje interpretado por Julia Ormond le dice a Brad Pitt que le esperará siempre, muchos espectadores intuyen lo que pasará finalmente: «Siempre, resultó ser demasiado tiempo». Lo de lo poco gusta y lo mucho cansa se puede atribuir a prácticamente cualquier ámbito de la vida. Por supuesto, también a la comida. A no ser que estés en Estados Unidos, donde la comida menos saludable es la más consumida a diario y, de paso, también la preferida por los ciudadanos. Hamburguesas y perritos son, según la aplicación Doordash (una de las más utilizadas en tierras del tío Sam) las elaboraciones favoritas, siendo McDonald's el restaurante que más gusta. De reforzar esta idea, e incluso de vincular el sueño americano a los ultraprocesados sin atisbo de sonrojo, se encargó Donald Trump estos últimos cuatro años. El magnate neoyorquino, según aseguró Michael Wolff en su libro En las entrañas de la Casa Blanca de Trump, tiene adicción a la comida rápida, adora la compañía de Ronald McDonald porque cree que sus restaurantes son más limpios que otros locales y, durante su campaña del 2016, distribuyó imágenes comiendo Big Mac y patatas fritas para demostrar que a yanqui no le ganaba nadie.

Seguir leyendo

Votación
18 votos
Comentarios

¿Qué comen los votantes de Trump?