Ferrán Adrià pronostica cómo vas a comer en diez años

El rey de la gastronomía mundial predice que en un futuro próximo la comida china avanzará a pasos agigantados. También piensa que parte de los avances podrían surgir por la aparición de nuevas especies vegetales


Durante años El Bulli dividió a los aficionados a la cocina. Por un lado estaban los que consideraban el restaurante catalán el oráculo de la gastronomía y, por otro, los que pensaban que se alejaba tanto de la realidad más básica y tangible de la alimentación que perdía la perspectiva. Desde que cerrase sus puertas en el 2011, Ferrán Adrià se ha esforzado aún con más ahínco en desarrollar la parte de innovación que, según él, debe ser inherente al concepto de gastronomía. Precisamente en el marco de avanzar en la transformación digital y trasladar sus conocimientos al sector, exponía esta semana los pronósticos de por dónde cree que van a ir los tiros en la cocina que está a punto de llegar.

Comida china

No parece que esté haciendo referencia el maestro de los fogones al arroz tres delicias que lleva una semana hibernando en tu nevera. Pero aún así llama la atención que con el  impulso que ha cogido en los últimos años la gastronomía sudamericana fuera de sus fronteras, para Ferrán Adrià sea la cocina china la que marcará la senda de las tendencias culinarias. Aunque reconoce, como apunta la agencia Efe, que «lograr algo que rompa» en gastronomía actualmente «no es fácil», señala a la milenaria civilización china como origen de una revolución que en breve permitirá «sentarse a degustar platos con miles de años de tradición».

Comer con el cerebo

Otra fuente de revolución culinaria, reflexiona, podría venir de «la manipulación del cerebro», de forma que un individuo perciba que «está comiendo algo en otro lugar», pero que, en realidad, ese proceso solo ocurra en su mente.  «A mí no me gusta, pero este proceso revolucionario puede llegar a producirse también con la gastronomía en un futuro», comentó.

El nacimiento de nuevas especies vegetales

Tiene claro este profeta que otra revolución en la innovación en la gastronomía llegará de la mano de la genética, ya que prevé que entre cinco y diez años se podrán conseguir, por ejemplo, «tomates increíbles». «Vamos a ver nacer nuevas especies vegetales. Antes se hacía mediante el método prueba-error, pero con la genética se garantizará la calidad y el sabor de nuevas variedades de productos, a un precio razonable», vaticinó.

Sobre salud y alimentación recomienda «comer de todo, poco y variado», en base a la pirámide alimenticia, aunque ha precisado que los consumidores cada vez cuentan con más conocimientos sobre nutrición.

Entender la cocina como un negocio

Pese a la reticencia habitual de parte del sector, Adrià asegura estar contento porque los «cocineros jóvenes ya han entendido que un restaurante es un negocio y tienen que conocer cómo es el mundo de la empresa». Y añade: «Es un peñazo esto de la gestión y la contabilidad. Pero es un drama económico que el 50 por ciento de las pymes no duren más de cinco años», apunta el chef. Esto es un punto no poco relevante para Adrià, que en los últimos meses ha manifestado su preocupación por el estallido de la burbuja de la alta cocina en España. Según sus propias palabras, los restaurantes de postín se multiplican en nuestro país sin valorar que el número de interesados en estos establecimientos no crece.

Ferrán Adriá: «Cerré El Bulli porque alcancé mi perfección, no iba a hacer nada mejor»

Laura g. del valle
;
Ferrán Adriá dialoga con cocineros gallegos Ferrán Adriá dialoga con cocineros gallegos

El considerado como el mejor cocinero del mundo, charló en Santiago con los chefs gallegos más reputados

Él inventó el futuro. Pero ayer también habló del pasado, del legado que no se sabe quién ni cuándo hizo de la cocina lo que hoy conocemos. Porque Ferran Adrià no concibe la gastronomía sin hablar de Escoffier, poner en duda la nouvelle cuisine, y tener la valentía de soltar frases como «el tomate de tu abuela, del que tanto presumes, no es natural; solo es un tomate artificial sin pesticidas». En el coloquio que ayer organizó CaixaBank en Santiago con el que está considerado como el mejor chef del mundo se juntó lo más granado de los cocineros gallegos -al menos aquellos que no estaban ocupados en la ciudad herculina con la boda del año-, entre los que se encontraban Yayo Daporta, Lucía Freitas o Xoán Crujeiras.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Ferrán Adrià pronostica cómo vas a comer en diez años