El dios del ramen, de visita en Galicia

Ivan Orkin es ya una leyenda viva de la gastronomía tras conquistar como judío, blanco y neoyorkino, los paladares de todos los japoneses que pasaron por su restaurante de Tokio; esta semana hizo parada en O Grove y reconoce que se fue enamorado de su gastronomía


Aunque ahora comienza a asentarse en España y sus seguidores se multiplican con cada restaurante especializado que abre (y no son pocos), hasta hace no demasiado tiempo el ramen era un plato japonés desconocido fuera de las fronteras niponas. Por eso el recorrido de Ivan Orkin se convierte en una de esas historias curiosas que da gusto sacar a la luz pública. Este cocinero oriundo de Nueva York desarrolló un interés desbordante por la cultura japonesa después de trabajar, con tan solo 16 años, en un restaurante rodeado de makis y fideos de arroz. Tal fue la curiosidad que le suscitó esta gastronomía que se especializó en japonés en la universidad y llegó a Tokio en 1987 dispuesto a descubrir los intríngulis del plato que más le había llamado la atención: el ramen, que aunque tiene origen chino, es una de las elaboraciones favoritas de los japoneses para almorzar o cenar.

Pasaron los años y tras volver a Estados Unidos y rehacer su vida en su país de origen, el hecho de enamorarse de una japonesa tras la muerte de su primera esposa le obligó a replantearse qué quería hacer y, sobre todo, dónde. Por eso en territorio hostil, de nuevo en Tokio, Orkin tuvo la deliciosa osadía de abrir en el barrio de Setagaya el Ivan Ramen, un pequeño restaurante que, pese a ser regentado por un estadounidense, recibía a diario críticas favorables de periodistas especializados y público. Se labró su fama para, de nuevo, volver a Nueva York y triunfar con dos locales especializados en este caldo con fideos que hoy en día es uno de los platos más adorados por los foodies más afamados.

En Culler de Pau y DBerto

Pese a ser judío, blanco y neoyorkino, sus platos son reconocidos por chefs de todo el mundo, sobre todo por aquellos que se interesan por la gastronomía asiática y que buscan innovar entre fogones haciendo que las combinaciones realcen en boca el producto autóctono. Es el caso de Javi Olleros, cabeza visible de Culler de Pau, que esta misma semana abría las puertas de su restaurante a Orkin, en la que sin duda fue un encuentro que los dos supieron aprovechar. El chef americano no dudó en alabar en una foto, colgada en su cuenta de Instagram (con más de 130.000 seguidores tras aparecer en un capítulo de Chef's Table), al cocinero de O Grove. «Algunas veces tienes una conexión instantánea cuando te encuentras con alguien, así fue como conocí a Javier Olleros, el chef y propietario de Culler de Pau. Su pasión por la comida de Galicia es tan intensa y contagiosa que me convertí en un fanático instantáneo. Luego, por supuesto, probé su comida y sentí un increíble respeto por su talento. Gracias por traerme a tu casa y tratarme como a una familia (...)». Estas palabras iban acompañadas de varios de los platos que pudo probar en Culler de Pau y que, según reconoce, le emocionaron.

View this post on Instagram

Sometimes you make an instant connection when you meet someone, that is how it was when I met Javier Olleros, the chef and owner of Culler de Pau. His passion for the food of Galicia is so intense and infectious I became an instant fan. Then of course I ate his food and had an incredible deep respect for his talent. Thank you for bringing me into your home an treating me like family. If you come to this area, it would be a mistake to miss this restaurant. I posted only some the dishes, they were all amazing there were many more. The first picture, a piece of Sardine on a savory meringue was the one of the best bites of fish I’ve ever had, which is saying something! @cullerdepau @patriciamateo #galicia #ogrove #seafood

A post shared by Ivan Orkin (@ramenjunkie) on

En la cuenta de Instagram de Culler de Pau, Olleros también quiso agradecerle a Orkin su visita, dejando claro que espera volver a verlo pronto en Nueva York.

No fue la única parada que el dios del ramen hizo en las Rías Baixas, concretamente en O Grove. Aprovechó su para en O Salnés para acercarse al restaurante DBerto, del que comentó: «Tal vez el mejor marisco que he comido. Y dice mi esposa que creció comiendo el mejor marisco de Japón que está de acuerdo. ¡O Grove en Galicia, un lugar verdaderamente mágico!». Desde luego, estas palabras en boca de uno de los mayores genios de la cocina japonesa no son cuestión menor. Queda por ver si en Ivan Ramen y Lower East Side, sus restaurantes actuales, considerados como los que sirven el mejor ramen de Nueva York, Orkin se atreve a maridar sus fideos con alguna de las delicias que acaba de probar en Galicia.

¿Por qué Galicia tiene el mejor marisco del mundo?

L. G. V.

En la costa gallega coexisten tres características que hacen que  la variedad, la cantidad y el sabor sean el buque insignia de los moluscos de la comunidad

Tenía dudas con respecto al producto japonés, pero finalmente, Ferrán Adriá sentenció hace diez años que en las aguas gallegas nadan "los mejores productos de mar del mundo". No es que el criterio del todopoderoso de la gastronomía tenga que ser universal, pero avala eso que los gallegos saben y que, con mucha galantería, llevan a discreción: que los crustáceos y moluscos de las tierras de Breogán son incomparables. Pero, ¿qué factores coexisten en la comunidad para que el producto sea inigualable? Según Javier García Galdo, biólogo marino y técnico en pesca sostenible, son tres las características que hacen que como el gallego, no haya otro marisco igual. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

El dios del ramen, de visita en Galicia