Llega el «whopper» sin carne: ¿sacrilegio o necesidad?

Cuando McDonalds lanzó su hamburguesa vegana en Finlandia fue un éxito de ventas; sin embargo, muchos no entienden la comida rápida sin proteína animal y, otros, creen que por mucho que estas cadenas hagan un guiño a los vegetarianos se trata solo de una pose


Las razones que mencionan los vegetarianos para haber eliminado la carne de su dieta son mucho más variadas que la oferta que tienen (o tenían) a su disposición para seguir una alimentación variada: cuestiones éticas, nutricionales o medioambientales se encuentran entre los argumentos principales. Un acto de fe que, sobre todo hasta que el márketing ha visto un filón en este grupo poblacional, los dejaba en un segundo plano frente a los omnívoros. Pero las tornas comienzan a cambiar. Tanto es así que no solo ya despuntan restaurantes que incluyen en sus cartas opciones vegetarianas, sino que cada vez son más los locales que prefieren omitir la proteína vegetal de sus platos de manera radical. Sin llegar a este punto, pero marcando un punto de inflexión, la cadena Burger King lanzaba el 1 de abril, que en Estados Unidos es el equivalente al Día de los Inocentes español, su whopper sin carne. Uno de los buques insignia de la compañía, ahora para vegetarianos.

Alternando con la posibilidad de que se tratase de un troleo, la multinacional supo jugar muy bien sus cartas generando una gran controversia en redes sociales. Para unos era el fin de una era, aunque en ningún momento Burger King va a dejar de servir la hamburguesa clásica. Para otros, el comienzo de un camino que deja claro que la opción vegetariana no es cosa de cuatro esnobs. La cuestión es que a expensas de cómo funcione en 59 restaurantes de Estados Unidos esta hamburguesa hecha con vegetales y proteína «heme» que, eso sí, imita hasta el sangrado que luce el producto de carne de ternera habitual, la compañía se planteará incorporar el producto en otros puntos de venta.

Fruto de la colaboración con la empresa  Impossible Foods, el resultado, según relata el jefe de márketing de Burger King, Fernando Machado, se parece tanto al whopper de siempre que «ni empleados logran diferenciar la hamburguesa de carne de la vegetariana, y esta opción podría pasar de ser un nicho de mercado a un negocio en sí para la firma». Es importante este dato ya que, como explica este directivo, Burger King ha visto incrementarse el número de consumidores que quieren comer menos carne, especialmente procedente de ternera, y la Impossible Whopper permitiría satisfacer esa demanda sin «comprometer el sabor». Además, la versión vegetariana de la hamburguesa tiene aproximadamente el mismo valor proteínico que la tradicional whopper, pero un 15 % menos de grasa y un 90 % menos de colesterol respecto a la estrella de la cadena, explican en The New York Times.

A rebufo de McDonalds

No es la primera vez que una cadena de comida rápida le hace un guiño a los vegetarianos. McDonalds se lanzó a vender en el 2017 en Finlandia su McVegan. Sin embargo, y pese a la buena voluntad que vendió la compañía, la controversia estuvo servida. ¿Puede un vegano financiar una compañía como McDonalds? Se preguntaron muchos. No obstante, las ventas fueron un éxito y, por tanto, las ansias del gigante americano por acercarse a este público no hicieron más que aumentar. De este modo, la compañía continuó en esta línea lanzando un Happy Meal vegano en el Reino Unido y un McFalafel en Suecia.

también en sabe bien

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Llega el «whopper» sin carne: ¿sacrilegio o necesidad?