Adornos que se miran ¡y se comen!

Este año, las galletas de los reyes magos no las dejarás encima de la mesa, sino colgadas del árbol. La eumesa Marta Pociña prepara la propuesta más dulce para engalanar las fiestas


Las guirnaldas tienen un duro competidor. Y no ha hecho falta crear nada nuevo para luchar contra el rey de la decoración navideña, sino fusionar dos clásicos de las fiestas: las tradicionales galletas de mantequilla y las bolas de navidad. La idea nace en Pontedeume de la mano de Marta Pociña. «Empecé a hacerlas para mi familia y mis amigos y las subía a mi cuenta de Instagram» comenta la repostera. Desde ahí empezó a recibir mensajes preguntando si las vendía y decidió unirlas a su catálogo de Martartas y galletas. Bajo este sello elabora diversos productos dulces que vende en el local infantil Play&Co (RGM eventos).

«Un pequeño detalle personalizado es la clave del éxito», asegura la eumesa, que elabora las galletas acercándose lo máximo a los gustos del consumidor. No solo porque lleven inscripciones a demanda del cliente, sino porque adapta la forma y los motivos a sus gustos más personales. «Me han pedido hasta personajes de series», apunta.

Pero esto no es una fiebre estacional por la Navidad, sino que también elabora clásicos atemporales como dulces personalizados con fotos o en forma de letras. El principal pico de ventas llega en los cumpleaños infantiles que celebra en el local donde vende sus productos, aunque recibe encargos por teléfono y redes sociales.

Pero cuidado porque, como cuenta el dicho, a nadie le amarga un dulce y a los ya temibles excesos navideños tendremos que sumarles uno con este creativo adorno.

también en sabe bien

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Adornos que se miran ¡y se comen!