La OMS alerta de que solo dos de cada diez niños europeos come verdura a diario

Pocas familias siguen a rajatabla el modelo nutricional recomendado por los expertos. De hecho, el 10 % de los menores toman refrescos y dulces a diario


Nuevos datos revelan que la alimentación de los menores en los países desarrollados deja todavía mucho que desear. El 78,8 % de los niños europeos desayuna, pero tan solo el 42,5 % consume fruta fresca a diario. Este último dato se vuelve aún más preocupante al mencionar las verduras, ya que solo el 22,6 % las consume a diario. Las cifras ponen negro sobre blanco que la pirámide nutricional recomendada por los expertos apenas cala en las familias del Viejo Continente.

Los resultados de la ronda 4 de la Iniciativa Europea de Vigilancia de la Obesidad Infantil (COSI) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que han sido publicados en la revista Nutrients. Asimismo, el trabajo, presentado también con motivo del Día Mundial de la Obesidad, ha puesto de manifiesto que el 10,3% de los niños consume bocadillos dulces y el 9,4 por ciento refrescos a diario, si bien, existen diferencias significativas entre los hábitos alimentarios de un país a otro.

«Una dieta saludable incluye un alto consumo de frutas y verduras frescas, el desayuno diario y desalentar el consumo rutinario de alimentos pobres en nutrientes que tienen un alto contenido de azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sal», dice el director interino del programa. Nutrición, actividad física y obesidad de la OMS/Europa, Kremlin Wickramasinghe. Y es que la nutrición saludable es uno de los pilares de la prevención de las enfermedades no transmisibles (ENT). La mala alimentación, el sobrepeso y la obesidad son los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, las dos principales causas de muerte en la Región de Europa de la OMS.

«Una dieta saludable es especialmente importante para los niños en edad escolar primaria. Establecer buenos hábitos de nutrición en una etapa temprana de la vida puede disminuir sustancialmente los riesgos de obesidad y sobrepeso infantil, y puede conducir a una mejor salud en los próximos años»,añade la directora interina de la Oficina Europea de la OMS para la Prevención y el Control de las Enfermedades No Transmisible, Carina Ferreira-Borges, según recoge Europa Press.

Más control con alimentos y bebidas no saludables

Finalmente, el organismo pide a los países que regulen la comercialización de alimentos y bebidas no saludables para los niños; implementen las reglas de etiquetado recomendadas por la OMS para los productores de productos nutricionales; incentiven la reformulación de alimentos con alto contenido de azúcar, grasa y sal; e introduzcan incentivos fiscales como la implementación de un impuesto sobre las bebidas azucaradas.

Obesidad infantil: la pandemia que no logra empezar su desescalada

Laura G. del Valle

Expertos sanitarios alertan de un problema de salud pública que se agrava con el covid

Es el ministerio con menor carga presupuestaria, pero tiene entre manos una misión de relevancia social y económica sin parangón: reducir las elevadísimas tasas de obesidad infantil en España. Porque lejos de ser un ejemplo a seguir, en un país donde las dietas atlántica y mediterránea forman parte del orgullo colectivo, esta asignatura queda año tras año para septiembre.

Con un 17,3 % de menores obesos —cifra que asciende al 23,3 % en niños cuyas familias ingresan menos de 18.000 euros anuales, según el último informe Aladino—, la cartera de Consumo, que lidera Alberto Garzón, ha lanzado un proyecto piloto con cien escolares para combatir una pandemia que, por otro lado, asola a prácticamente todos los países desarrollados. Se trata de una iniciativa que pretende conocer las percepciones de los chicos sobre sus hábitos alimentarios para identificar los motivos que llevan a una mala alimentación. En el Día Mundial de la Obesidad, dos especialistas explican las causas y nefastas consecuencias de una lacra a la que, ya advierten, «ni las instituciones públicas ni muchas familias quieren prestar atención».

Seguir leyendo

Asimismo, aboga por facilitar el acceso a alimentos saludables y nutritivos en las escuelas, otras instituciones públicas, mediante la implementación de políticas públicas de servicios y compras de alimentos saludables, y en las comunidades desatendidas; y apoyar las iniciativas de seguimiento de los hábitos alimentarios de los niños, las mediciones antropométricas y los entornos alimentarios para controlar los impactos de las políticas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

La OMS alerta de que solo dos de cada diez niños europeos come verdura a diario