Matarromera lanza su primer albariño

A. C. L / S. F.

SABE BIEN

La destacada firma vallisoletana, fundada por Carlos Moro, da forma a Viña Caeira, que llevará el nombre de la bodega y saldrá al mercado la próxima primavera.

17 dic 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Después de seis años de planificación, la bodega Viña Caeira se prepara para lanzar su primer albariño esta primavera. Un vino que promete mezclar lo mejor de esta variedad autóctona de las Rías Baixas con la tradición de la bodega Matarromera.

Buscando la excelencia en las elaboraciones, Carlos Moro fundó Matarromera en 1988. Actualmente, sus consumidores han situado sus vinos en 80 países.

Ese impulso de excelencia se evidenció desde el comienzo. Fue así como su primera añada, en 1994, Matarromera se hizo con el título Mejor Vino del Mundo en el concurso de la Organización Internacional del Vino de España (OIVE), celebrado en Turquía.

Además de Matarromera Crianza, la casa cuenta con otros vinos reconocidos como Matarromera Prestigio o Matarromera Esencia, uno de los últimos lanzamientos de la bodega y el favorito para las Navidades. «Esta elaboración es un homenaje a todo lo que hemos sido y seremos, porque para poder entender el futuro debemos haber aprendido de nuestro pasado. Este vino único es la integración de grandes elaboradores de todos estos años que ahora se funden en esta Esencia de Matarromera», asegura su fundador, Carlos Moro.

Este empresario y apasionado del vino no se ha quedado en un único lugar. Va buscando nuevas tierras para cambiar de aires. Es así como ha encontrado en siete denominaciones de origen las bases para sus proyectos como son Matarromera, Rento y Emina, en Ribera del Duero; Emina, en Rueda; Valdelosfrailes, en Cigales; CM de Matarromera, en La Rioja; o Cyan en Toro. Con Viña Caeira, Carlos Moro sigue completando la elaboración de distintos blancos en Galicia, donde adquirió hace tres años Bodega Casar de Vide, en el concello de Castrelo de Miño. Esta, al igual que Sanclodio, se encuentra en el corazón de la D.?O. O Ribeiro.

«Nos ha costado seis años llegar a Rías Baixas y preparar nuestra bodega Viña Caeira para producir los mejores vinos que nuestro conocimiento, interés y trayectoria nos permiten», aseguran desde la bodega.

Atraídos por el potencial de esta variedad autóctona, su primer vino llevará el nombre de la bodega y saldrá al mercado la próxima primavera. Desde ya han empezado a trabajar con uvas de la pasada cosecha y su aspiración es crecer no solo en España sino internacionalmente. El albariño ha sido la razón de peso para asentarse en Rías Baixas, en un entorno de expresión especial como es la zona de Salvaterra de Miño, en el Condado do Tea.

Viña Caeira hace alusión a los suelos aluviales con gravas y grandes cantos de cuarzo acompañados de arcillas y arenas asociadas a rocas in situ de naturaleza granítica. Cuenta con 2,2 hectáreas de viñedo emparrado, albariño, y un trabajo meticuloso de puesta a punto de la bodega. En la copa se evidenciará la nobleza de los pequeños y compactos racimos vendimiados a mano y el equilibrio de un vino de carácter atlántico.