Los mejores chefs de Portugal a prueba de fuego

MARCO SORIANO DE TEJADA

SABE BIEN

Luis Niza

Tras el aplazamiento de la edición del año pasado, los días 18 y 19 de septiembre regresa a Cascais (Portugal) el festival que reúne a los mejores chefs, desafiándolos a cocinar con fuego. No faltarán buenas comidas, buenas bebidas y buena música

01 sep 2021 . Actualizado a las 10:26 h.

Para la tercera edición y teniendo en cuenta todo lo que sucede con el covid, Chefs on Fire, que está llamado a ser uno de los festivales más importantes del mundo de cocineros con fuego, se ha reinventado. Este año pasa a celebrarse en dos días y crea un formato innovador: una pop-up para los días previos. Se trata de un spin-off del festival que mantiene la esencia de cocinar con fuego y el regreso a los orígenes, que tendrá lugar a partir del día 9 de septiembre en Fiartil (Cascais) en el mismo recinto del festival, a pocos pasos del famoso casino portugués de Estoril. Este nuevo formato ofrecerá espacio a talentos emergentes y a las personas que disfrutarán del evento, a pesar de que existirán limitaciones de aforo respecto a ediciones anteriores. Continuará funcionando como un restaurante al aire libre, entre los días 9 y 16 de septiembre, para aprovechar las últimas noches de verano en la localidad. Cada día, el menú estará a cargo de dos chefs acompañados por el ritmo de un reconocido grupo musical, en un evento con un aforo restringido a 300 personas, con un cartel que se dará a conocer en breve. Más tiempo de festival y más actividades de las que en anteriores ediciones se llevaron a cabo, vuelven a ser el escenario perfecto para la música, la comida y el fuego, con una selección, en esta ocasión y debido a las dificultades para la internacionalización, de 14 chefs y 10 grupos de primera línea en un homenaje a la restauración y cultura portuguesas. «En un momento crítico como este, tenía sentido que nos esforzáramos en ayudar a los nuestros y a lo mejor de nuestro país, especialmente en unos momentos en que todos, sin excepción, tratamos de sobrevivir a un contexto anormal y muy complicado para el sector de la hostelería y los espectáculos. Este festival es nuestro tributo a esa lucha, un incentivo perseverante a los mejores tiempos que están por venir», justifica Gonçalo Castel-Branco, creador y productor ejecutivo del proyecto.

Vuelta al origen

Luis Niza

Cocinar con fuego es probablemente una de las actividades más ancestrales practicadas por los humanos, y sin duda, símbolo de una de las mayores evoluciones en la historia de la humanidad. La propuesta de Chefs on Fire es una vuelta a los orígenes, la simplicidad de esperar y dejar que el tiempo y el humo cuiden de los alimentos. Regresar al inicio es también dar un paso adelante para dejar atrás la cultura de lo desechable y aprender que es posible vivir sin plástico en el siglo XXI, por eso, en esta cita gastronómica se asume que desde el productor hasta el producto sea un festival 100 % libre de plásticos, buscando la más absoluta sostenibilidad. Cuidar de nuestro planeta es cuidar de lo nuestro, por eso, en cooperación con el ICNF (Instituto de la Conservación de la Naturaleza y Flora), el festival se preocupa de crear en Cascais el bosque Chefs on Fire, donde anualmente se plantan los árboles equivalentes a la leña que se ha utilizado en el evento anterior.

Luis Niza

There is a light that never goes out es el título de la canción de la mítica banda The Smiths que se ha escogido como cabecera para esta tercera edición del evento. En palabras del mentor del evento, Gonçalo Castel-Branco, «dondequiera que vayas hay una luz en esta gente que nunca se apaga, la gente no se rinde, esta cosa de estar juntos y trabajar en proyectos que amamos es algo que el covid no puede matar». Pero la diversidad es otro de los ingredientes que estarán presentes en esta edición. Este año cada chef puede crear un plato a su libre elección, pero también tendrá que crear otro vegetariano o vegano, para ampliar la oferta y llegar a todos los regímenes alimentarios. También está todo pensado para que el servicio sea rápido y para que los tiempos de espera sean lo más cortos posibles, con el fin de que todo el mundo pueda disfrutar. Por supuesto, no nos quedaremos sin postres. Cada día habrá un chef que se encargue de ellos. El primero (18 de septiembre) será Telmo Moutinho, de la Panadería de la Esquina y el domingo 19 será Diogo Lopes, del restaurante Cura del Hotel Ritz, quienes se encarguen de dar el toque dulce a estas jornadas de fuego que van desde el mediodía hasta la medianoche ininterrumpidamente.