Planes gastro para disfrutar agosto

Marco Soriano de Tejada

SABE BIEN

En Galicia, este mes siempre ha sido el de la gastronomía por excelencia. Pero este año muchas fiestas populares han visto reducido su aforo o incluso se han cancelado. Te damos ideas para que montes la tuya sin aglomeraciones

01 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El tiempo que estamos padeciendo este verano nos obliga a plantearnos alternativas diferentes al típico día de playa. Los veraneantes gourmets que echarán de menos muchas de las fiestas populares dedicadas a la gastronomía, que no desesperen, pues hay una serie de actividades alternativas que les harán disfrutar junto a su familia y amigos.

Si lo que buscas es algo íntimo, nada mejor que reservar en Albarari Stella Polaris. Ellos te organizarán un pícnic con todo tipo de detalles para poder disfrutar de una agradable comida campestre entre sus propios viñedos en las Rías Baixas, muy cerca de Sanxenxo. Al caer la tarde podrás observar las estrellas con un telescopio desde la puerta de tu habitación. Pero no es una habitación al uso, es una burbuja transparente que te permitirá conciliar el sueño mirando al cielo. Además, al día siguiente te llevarán el desayuno a tu burbuja, para que no dejes de estar ni un segundo en contacto con la naturaleza.

En Portugal

Un plan parecido, en pleno parque natural de la Serra da Estrela, en Portugal, es el que nos ofrece Casas da Lapa, en la pequeña localidad de Lapas do Dinheiro. En dicho establecimiento, te preparan una cesta con todo lo necesario para que hagas un pícnic en una de las numerosas rutas de senderismo cercanas o incluso a orillas del río Mondego. A la vuelta, para refrescarte, dispones de dos piscinas y un spa, pero nada mejor que meterse debajo de la cascada privada que tiene el hotel. Para terminar la jornada, disfruta de una cena en su restaurante gastronómico en el que seguro que el joven chef Tiago Gonçalves te sorprenderá. Si es fin de semana, puedes coincidir con un jantar vínico consistente en maridar los platos de Casas da Lapa con una reconocida bodega portuguesa, antes de descansar en sus exclusivas habitaciones integradas en edificios de arquitectura popular de la zona.