¿Qué cocinera consiguió la primera estrella Michelin en Galicia?

ANTONIO JOSÉ CANCELA SÁNCHEZ

SABE BIEN

Hacemos un repaso por las grandes chefs que han formado parte de este selecto club. Aquí están las precursoras y las que siguen haciendo historia en este universo que brilla con luz propia. Va por ellas

01 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Galicia tiene estrella. Esta tierra brilla con luz propia por muchos motivos. Uno de ellos, por supuesto, es su gastronomía porque cuenta con una gran cantera de cocineros que han sabido abrirse camino en el firmamento Michelin. Pero, antes de ellos, hubo otros, o mejor dicho, otras. Precursoras todas ellas y que han puesto la semilla de lo que hoy se está recogiendo. Este reportaje va por ellas. Por las cocineras gallegas que han brillado con luz propia y por las que lo siguen haciendo.

Tres son las grandes precursoras del universo femenino Michelin en Galicia. María Rodríguez, de El Mosquito, en Vigo, que fue la primera cocinera gallega en conseguir una estrella Michelin en 1980. María de los Ángeles Vicente Rodríguez, del Doña Antonia de Pontevedra, a quien se la concedieron ocho años más tarde, en 1988. Y Toñi Vicente Rodríguez, hermana de María Ángeles, del Sibaris de Vigo y que la obtuvo un año después. Toñi fue, además, la única de todos los cocineros gallegos que logró una estrella Michelin en sus dos restaurantes, en el Sibaris y en el que llevaba su nombre en Santiago. Y durante tres años, del 93 al 95, convivieron ambos reconocimientos. En Galicia, solo la familia Vicente Rodríguez ha tenido dos cocineros con estrella Michelin. María de los Ángeles y Toñi son todo un ejemplo de buena mano en los fogones y el resultado de una gran saga gastronómica en nuestra comunidad, que comenzó su andadura en Tomiño. Pero primero hagamos un recorrido por las grandes casas de comidas en las que fueron ellas, las cocineras, las que han ocupado un lugar privilegiado en el campus stellae de Michelin.

La primera parada obligada es en El Mosquito (Vigo). Lo inauguraron los padres de Carmiña Valverde, la actual propietaria, en 1930. Su cuñada, María Rodríguez, que se puso al frente de los fogones en 1945, hizo historia treinta y cinco años después (1980) al convertirse en la primera gallega en obtener una estrella Michelin. Y la mantuvo durante ocho años, hasta 1987.