Desde Queserías del Eume nos proponen deliciosas combinaciones para degustar sus quesos procurando huir de lo clásico y apostando por sabores rompedores

Es uno de los alimentos más consumidos del mundo y su abanico de variedades es tan grande que en ocasiones cuesta diferenciar cuál conviene y cuál no según qué situación. Hablamos, cómo no, del queso. Su versatilidad es inmensa: diferentes formas, texturas, aromas, sabores y usos hacen que el abanico se abra hasta límites insospechados, ya que con todas las variedades que hay en el mundo podríamos estar degustando nuevos quesos hasta el fin de nuestros días. De hecho, ese sería el sueño de muchos turófilos, que es como así se llama a los apasionados del queso.

Desde Queserías del Eume han hecho una selección clasificando sus quesos por intensidad para proponernos con qué maridarlos. Porque aunque el queso por si solo es una delicia para cualquier paladar, nunca está se más saber con qué acompañarlo para triunfar más si cabe cuando tenemos invitados en casa o cuando queremos darnos un homenaje a nosotros mismos. En general, desde Queserías del Eume pueden presumir de que sus quesos se caracterizan por su sabor suave y su cremosidad, lo cual permite que sean muy versátiles a la hora de cocinar ya que no tienen aromas demasiado marcados.

Quesos de pasta blanda

Hay tres quesos que destacan en esta categoría: el Dona do Castro, el Queso de Tetilla y el ahumado ‘A Zoca’. Los tres combinan a la perfección con mermeladas de pimiento, higos o dátiles. Estos sabores no tan convencional no camuflan para nada el sabor del queso, sino que hacen que la combinación resulte muy equilibrada al paladar.

Aunque la idea es escapar de lo clásico, no conviene desmerecer sus versiones de maridaje dulce como es el caso de la miel o el membrillo y del maridaje salado que suele ser el combinarlo con anchoas o frutos secos.

Estos tres quesos son también muy agradecidos en el cocinado. Por ejemplo, en salsa fundida para acompañar carnes asadas o a la plancha, pero también hacen una combinación interesante al mezclarlo con tortas o con pulpo. Su toque graso y su sabor lácteo ligeramente ácido y salado, además de su textura blanda y cremosa dan muy buen resultado a la hora de fundir.

El de «A Zoca», caracterizado por su sabor ahumado, es perfecto para una pizza. Le aporta un sabor especial y diferente al que habitualmente asociamos a una pizza tradicional.

Como todo queso, el maridaje líquido no se puede desatender. Estos tres quesos empapan muy bien con cervezas, vinos espumosos gallegos o vermús. Precisamente, el carácter graso del queso y su acidez de tipo ligero encajan armónicamente con el amargor a burbuja y la acidez de ese tipo de bebidas.

¿Buscas una recomendación con la que triunfar con tus invitados? Prueba a elaborar una empanada de zorza con Queso Tetilla. Se quedarán sin palabras.

Quesos curados

«Mirador do Eume» es el queso curado de Queserías del Eume. Si lo que buscamos es no complicarnos, hay que ir a lo fácil: regarlo con aceite de oliva virgen extra y un poquito de orégano. ¿Que queremos ir más allá? Pues cocinado en una fondue o añadiéndolo rallado a un sandwich. Al ser un queso de pasta dura es muy agradecido para rallar.

Desde Queserías del Eume nos cuentan que su queso «Mirador do Eume» es “el más original y diferente de todos nuestros productos. Ha sido una apuesta arriesgada ya que en Galicia estamos acostumbrados a los quesos de pasta blanda y hemos apostado por ello como queso de hasta un año de curación con un sabor gustoso, soluble y con una sensación en boca completa: mantequilla evolucionada, tostados, frutos secos… todo eso combinado con olores complejos: lácticos envejecidos y sabor intenso”. Para ellos, incluir en el mercado quesos de pasta dura ha sido una apuesta en la que confían firmemente. Y no se han equivocado.

¿Qué le acompaña mejor en formato líquido a «Mirador do Eume»? Pues con vinos dulces o un espumoso dulce para contrastar sabores. También va bien con vinos más fuertes como puede ser un mencía.

Requeixo

Si hay un producto 100% natural y gallego por excelencia ese es el Requeixo. Aunque tiene mucha cabida habitualmente en la repostería, lo más extendido es saborearlo con miel o azúcar. ¿Cómo degustarlo aportando un toque especial? Desde Queserías del Eume nos confiesan este placer culpable: con galleta mariñeira untada con requeixo y adornada con salmón ahumado. ¡Una delicia!

Votación
4 votos

¿Con qué maridan estos quesos?