Ocho cenas rápidas y sanas para niños

Si en el plato hay pescado o verduras, puede que cueste un poquito más sentarse a la mesa. Así que hoy te traemos ocho menús con los que disfrazar de una forma muy apetecible esos alimentos que no suelen estar en su ránking


A veces solo se tratar de presentar de una manera atractiva aquellos alimentos que rechazan para que acaben comiéndolos sin poner un pero. Las expertas en nutrición Emma Enríquez, Adriana Fernández Vidal, Fátima Branco y Ana Golpe nos proponen ocho menús, muy fáciles de preparar, con los que los más pequeños, seguro, se chuparán los dedos a la vez que se alimentan de una forma saludable. Toma nota. 

1. Arepizza

La base de esta pizza, en vez de ser una masa de harina que hay que fermentar y lleva su tiempo, se hace con harina de maíz precocida. Mezclamos la harina con agua, en una proporción 1-1, le echamos una pizca de sal y obtenemos una masa, que ya estaría lista para manejarla. «Haces una bola, vas aplastando y dándole una forma redondita fina», explica Adriana Fernández Vidal de El Taller. Se puede hacer a la plancha, un ratito por un lado y otro por el otro, y añadirle los ingredientes, o bien al horno, y posteriormente ponerle los «toppings». A continuación, introducimos de nuevo en el horno para gratinar. Adriana propone añadirle alguno de los siguientes ingredientes: tomate en rodajas en vez de en salsa, mozzarella fresca para que se funda, aguacate, calabacín, bonito, pavo, champiñones e incluso huevo.

2. Milanesas de berenjena o de calabacín

«En vez de carne serían láminas de estos vegetales y se harían al horno, en vez de fritos. De esta forma los hacemos más digestivos», señala Emma Enríquez del centro Nutriciona. Preparación: hacemos láminas de berenjena y las pasamos por huevo y pan rallado. Las extendemos en un papel de horno y las rellenamos con jamón y queso. En 20 minutos al horno a 180 grados están listas. Acompañadas de un arroz son una cena estupenda.

3. Magdalenas saladas

Esta cena es tan fácil, dice Adriana Fernández, como batir huevo y mezclarle vegetales: trocitos de tomates cherry, espinacas o cualquier otro tipo de hoja, champiñones, daditos de calabacín, jamón… En función de los ingredientes, podemos optar por añadirle mozzarella para que al fundir resulten más cremosas. Una vez tengamos la mezcla, rellenamos los moldes de magdalenas. Metemos al horno durante 10 minutos a 180 grados, y observamos hasta que estén doraditas y cojan forman. «También pueden ser una opción para llevar al recreo o para la merienda», indica Adriana.

4. Hamburguesas de coliflor

Trituramos media coliflor hecha al vapor, queso emmental al gusto (si ponemos una cantidad abundante «salen brutales»), dos cucharadas de pan rallado o harina de garbanzo, y un huevo. Hacemos hamburguesas y las pasamos por la sartén o las hacemos al horno. «No saben a coliflor para nada y por eso tienen una muy buena aceptación por los niños y los mayores también. Se pueden poner con pan o con patatas», señala Emma Enríquez.

5. Tostada de aguacate con huevo

Fátima Branco explica que se ha decantado por esta receta sobre todo por su fácil y rápida elaboración. Lo ideal, señala, sería hacerla con pan de panadería, y si es de centeno, todavía mejor, dado que contiene más fibra. Acompañamos con aguacate y un huevo frito, y listo. «Cualquiera de las dos opciones (la tostada y la pasta de garbanzos) son perfectas para niños y muy equilibradas, ya que tienen proteína, carbohidratos y verduras/hortalizas», comenta Fátima.

6. Pasta de garbanzo con pavo

«He elegido esta opción de pasta, que ya se comercializa así, para que los niños no tomen siempre la de trigo, sino que ingieran otro tipo de carbohidratos. Además les metes garbanzos, a muchos niños no les gusta comer la legumbre, pero si se la pones en forma de pasta, les cuela», explica la nutricionista Fátima Branco. En cuanto tengamos preparada la pasta, que como se indica en el propio paquete, necesita menos minutos de cocción que la de trigo, acompañamos con trocitos de filete de pavo que previamente hemos cocinado a la plancha con un poquito de perejil y sal. Fátima propone presentar el filete en trocitos, y no entero, ya que de esta forma, señala, les resulta más atractivo, y acompañarlo de unas hojas de lechuga.

7. Merluza rebozada con tomate y aguacate

Ana Golpe explica que esta receta suele gustar mucho entre los más pequeños porque el rebozado hace muy atractivo el pescado. La elaboración es muy sencilla, solamente hay que rebozar la merluza con harina y huevo, freírla en la sartén con «poco aceite» de oliva y acompañar con unas rodajas de tomate fresco y aguacate. «Incluso si solo quisieran uno de los dos acompañamientos, sería suficiente», puntualiza Ana.

8. Sopa de garbanzos con pasta de estrellas, zanahoria y pollo

De noche suele ser muy apetecible cenar algo calentito y sabroso como puede ser esta sopa, que propone Ana Golpe, que además es muy completa porque contiene verduras, proteína de origen animal y vegetal e hidratos. La preparación es muy sencilla. Hay que hacer el caldo con dos o tres esqueletos de pollo, una cebolla, un puerro, dos zanahorias ralladas, una rama de perejil, un chorrito de aceite de oliva y un poquito de sal. Se puede hacer en una olla exprés o en una convencional. Si optamos por esta última, lo dejaremos a fuego medio durante media hora más o menos. Después, lo pasamos por el colador, y al caldo limpio le añadimos los garbanzos, la zanahoria, las estrellitas y el pollo desmenuzado que ya tenemos cocido. Por último, ponemos al fuego de nuevo durante cinco minutos, hasta que hierva, para que se haga la pasta. ¡Y listo para servir!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Ocho cenas rápidas y sanas para niños