¿Puedo tomar fruta de postre? ¿Cuánto dinero me va a costar adelgazar? Tres nutricionistas responden a las dudas más habituales de sus pacientes

El de la nutrición es un campo minado. Plagado de bulos y medias verdades, los expertos reciben a diario en consulta preguntas básicas que, sin embargo, siguen generando confusión. Salgamos de dudas de una vez por todas


Aunque cada paciente llegue a consulta con su casuística particular, parece que en el fondo casi todos albergan las mismas dudas cuando un nutricionista les recibe. Bien por la infoxicación a la que está sometida la sociedad, bien porque muchos han dedicado años a realizar dietas sin ningún resultado, lo cierto es que preguntas similares se repiten día tras día. Tres expertas responden, esta vez para La Voz, a las preguntas que planean sobre aquellos que quieren empezar a cuidarse y no saben cómo, o que necesitan bajar de peso para mejorar su salud.

¿Cuánto cuesta un tratamiento para perder peso?

Lo explicaba hace unas semanas en este artículo la endocrina Cristina Tejera; como la obesidad no se considera una enfermedad dentro del ámbito sanitario, no hay terapias financiadas para combatirlo como ocurre, por ejemplo, con el tabaquismo. Efectivamente, la nutricionista Ana Golpe lejos de pecar de ingenua sabe que no todo el mundo puede ponerse en manos de un especialista para seguir un tratamiento que le ayude a alimentarse según sus necesidades. «Hay veces que la economía doméstica no lo permite y otras que simplemente la persona tiene otras prioridades», comenta. Y habla sin tapujos de las tarifas que ofrece su centro Hipersalud. «Son 90 euros la primera consulta y un seguimiento completo de un mes. A partir de ese momento la mensualidad son 50 euros».

 

¿En cuánto tiempo voy a bajar de peso?

La impaciencia es uno de los grandes enemigos de los pacientes de las nutricionistas con las que hablamos. Sobre todo, porque no hay una respuesta que sirva de meta para estas personas. «Lo importante es perder peso de forma saludable, no es importante hacerlo rápido sino bien; sobre todo para evitar el temido efecto rebote. Lo de comer piña tres días para bajar unos kilos por suerte está pasando a mejor vida pero hay que darle tiempo al tiempo porque cada persona es diferente y, en estos tiempos de covid, todo se complica aún más porque tenemos en cierto modo limitados los movimientos y por la ansiedad que muchos están sufriendo», analiza Golpe. Del mismo modo, añade: «Yo animo a todo el mundo a ir al gimnasio, si se siguen las recomendaciones de seguridad es muy seguro».

¿Qué alimentos me están haciendo engordar?

«Podemos explicar si un alimento es interesante a nivel nutricional o no; es decir, si es sano o insano desde el punto de vista nutricional. Pero utilizar otro tipo de calificativos suelen ser peligrosos. Por una parte, catalogar los alimentos como buenos o malos puede entrañar el riesgo de hacernos sentir culpables por estar haciendo algo mal cuando consumimos uno de los últimos. Y en realidad, ningún alimento de forma aislada tiene la capacidad de ser determinante en nuestra condición física. Es más, habrá alimentos que independientemente de que no tengan un perfil nutricional saludable, nos aporten otras cosas», explica la nutricionista María Pérez. Además, quiere recordar esta experta que el peso no es un indicativo de salud y que «ningún alimento individualmente tiene la capacidad de engordar o adelgazar».

¿Qué hago con los hidratos de carbono?

Explica la experta María González que hay casi una asociación automática en sus pacientes entre eliminar los hidratos de carbono y perder peso. Lo aclara: «Los alimentos ricos en hidratos de carbono no se tienen que eliminar de la dieta, simplemente lo recomendable es escoger las variedades integrales y siempre acompañarlas con verduras y hortalizas. Lo que sí se deben evitar son las harinas refinadas».

¿Cuánta cantidad de comida puedo servirme?

«Aunque al principio podemos trabajar en consulta con referencias, nunca determinamos cantidades exactas de alimentos. Lo ideal es que la persona atienda a sus sensaciones de hambre y saciedad y pueda determinar en cada momento lo que necesita. Esto se hace después de un trabajo para restablecer e identificar esas sensaciones, que pueden verse alteradas en muchos casos después de grandes lapsos de tiempo ignorándolas», detalla Pérez. Mantiene esta nutricionista que además de que hay que conocerse a uno mismo e identificar las distintas sensaciones, es muy importante borrar de la cabeza la idea de que existen «alimentos prohibidos». «No hay ningún alimento que debamos vetarnos, simplemente debemos tener la información suficiente para tomar decisiones de forma consciente y libre».

¿Puedo tomar fruta de postre?

«La fruta es un alimento muy saludable que se puede tomar a cualquier hora del día. Sus calorías no se van a multiplicar por tomarla de postre», explica clara y concisa la nutricionista María González.

¿Es obligatorio hacer cinco comidas al día?

Uno de los mitos más extendidos. «La mayoría de los pacientes creen que es obligatorio hacer cinco comidas al día. Esto no es del todo correcto. El número de comidas va a depender de la situación de cada paciente. No solo en cuanto a lo fisiológico, sino también su ritmo de vida, horarios de trabajo...», afirma González.

¿Trabajas de ocho a tres? ¿Tienes turno de noche? Lo que debes comer según tu horario de trabajo

Laura G. del Valle

Qué se come es tan importante como cuánto y cuándo. Dos especialistas explican por qué ser disciplinados con las horas de las comidas es fundamental para prevenir enfermedades y, desde luego, para mantener la báscula a raya

Antes de entrar en concreciones, Ana Golpe hace una apreciación que hará reflexionar a más de uno: «Con frecuencia veo en consulta a pacientes con obesidad mórbida que incluso antes de que me contasen su caso ya podía intuir un error habitual: no comían nada entre la cena y el mediodía siguiente». Es fácil confundir el ayuno intermitente, tan en auge en la actualidad, con saltarse comidas a la ligera, según explica esta nutricionista. Y el tema no es pecata minuta. Cuando el descontrol entra por la puerta, los kilos salen por la ventana. Sobra decir que la situación actual no invita especialmente a la calma y esto trae consecuencias; muchas de las cuales nacen y terminan en la alimentación. Uno de los problemas que se ha acentuado durante la pandemia es el caos a la hora de mantener horarios estables con las comidas. Las rutinas se han puesto patas arriba y es más que complicado hacerlo bien. Muchas veces porque no sabemos ni lo que eso significa. Dos especialistas ponen cordura y explican qué, cuánto y cuándo comer según el tipo de vida que llevemos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

¿Puedo tomar fruta de postre? ¿Cuánto dinero me va a costar adelgazar? Tres nutricionistas responden a las dudas más habituales de sus pacientes