Frabisa: «La masa de empanada de mi tía Aurita ha roto todas las previsiones»

Entramos en harina con Isabel Fraga, una de las blogueras de cocina de más éxito que acaba de sacar a la venta «Cocinando en casa», su primer libro de recetas. Seguro que no será el último


Si digo Isabel Fraga igual no dice nada, pero si digo Frab y después Isa (Frabisa) seguro que a mucha gente le viene a la mente el blog lacocinadefrabisa que se publica en la página web de La Voz de Galicia y en el suplemento Hum! que sale con el periódico una vez al mes. Y hay que nombrarla porque las maravillosas recetas de esta experta cocinera ya se pueden encontrar en formato libro. Acaba de publicar Cocinando en casa, un recetario que seguro que se convierte en un indispensable en las cocinas gallegas.

—Me imagino que ver tus recetas en un libro es un sueño cumplido...

—Pues sí. Fueron los lectores los que empezaron preguntando que cuando iba a sacar un libro. Y esa idea anidó en mi cabeza. Y llega un momento que dices, ¡hombre pues sí! Posiblemente pueda hacer un libro. Y empezó así. Y cuando aún encima tienes la suerte de que la editorial de tu propia ciudad confía en ti (Hércules de Ediciones), es un sueño que ves que sí puede cumplirse.

—El covid te habrá traído de calle...

—Se complicó todo un poquito porque ya lo íbamos a sacar antes del verano para que pudiera estar en la feria del libro de A Coruña y luego en otras ferias de Galicia, pero todo se tuvo que interrumpir y, bueno, pensamos que mejor lo dejábamos para más adelante, que la cosa iba a estar mejor y fíjate tú, en qué momento. Pero bueno tenemos que convivir con esto y seguir adelante porque si no, no hacemos nada.

—Es un libro al más puro estilo de Frabisa.

—Sí, los lectores se van a encontrar con recetas del día a día. Recetas saladas y dulces. Aunque tengo un público amplio al que le gustan muchísimo mis recetas dulces, siempre tuve claro que iba a querer publicar de todo porque la idea desde el principio, igual que con el blog de cocina, es llegar a todo el público, sobre todo, a la gente joven para que cocine en casa. Y aparecen una serie de recetas que son muy emblemáticas y que han tenido muchísimo éxito en el blog para que la gente cocine todos los días. La cocina dulce es estupenda, pero es más para el fin de semana. Pero todos los días tenemos que cocinar en casa. Y también mantener esas recetas tradicionales, que no se pierdan, que se sepa cómo se hace una olla de callos, que la gente no sabe hacerla en casa, una buena empanada... recetas tradicionales y bien presentadas porque tenemos que saber presentar los platos con cierto mimo. La cocina siempre entra por los ojos, pero con ingredientes normales, que podemos conseguir en el supermercado de la esquina.

—¿Esperabas tener tanta repercusión con tu blog?

—Tanto como a día de hoy no. Es verdad que soy bastante alemana y si me pongo una meta nunca escatimo esfuerzos. Soy muy trabajadora. Y al final acostumbras a la gente a que va a estar tu receta ahí y eso les gusta mucho. Como casi todo en la vida, el trabajo es muy importante. Pero es verdad que la suerte no se puede despreciar. Porque entrar en La Voz, que confiara en mí cuando era una desconocida total, para dejarme publicar en portada fue un puntazo. Eso también te motiva.

—Además de que son recetas sencillas y para todos los públicos destacas también por tu presentación...

—Sí, para mí es fundamental. De toda la vida, porque yo como con los ojos. Algo que no esté bien presentado, me aproximo ya al plato, pero con cierta reserva. Procuro hacerlo bonito incluso a diario en mi casa. No con la parafernalia de copas y demás, pero sí colocar incluso aunque sean unas patatas fritas en el plato con cierto mimo.

—¿Desde cuándo te viene la pasión por la cocina?

—Desde pequeña, sobre los once años, más o menos. Mi madre cosía para fuera y mi padre también trabajaba. Yo siempre la recuerdo detrás de la máquina cosiendo. Entonces, empecé muy pronto a ayudar en casa. Mi hermano era siete años menor que yo y yo era la mayor. Sobre los 11 años, mi madre ya me mandaba ir pelando patatas porque iba a venir mi padre de trabajar. Entonces yo iba haciendo, mientras ella me iba diciendo: ‘Vas poniendo esto, lo otro, no sé qué....' Y poco a poco me fue gustando aquello.

—¿Y hay alguien que haya seguido tus pasos?

—A mis dos hijos les gusta mucho cocinar porque ya cocinaban de pequeños conmigo. Siempre los he metido en la cocina. Hacían orejas cuando llegaban los carnavales y se ponían de harina hasta el pelo. Gracias a esos recuerdos, hoy en día les gusta cocinar porque lo han vivido muy de cerca. Pero, en general, en mi familia siempre nos gustó mucho cocinar. A mi padre le encantaba, a mi madre menos, pero lo que hacía siempre lo hacía muy bien. A mi hermano también le gusta muchísimo. Somos todos de buen comer y al final una cosa va unida a la otra.

—¿Y qué eres: más de dulce o de salado?

—Soy muy golosa. Me gusta muchísimo el dulce, pero también el salado. No podría comer solo dulce. Si tengo que escoger, prefiero comer solo salado.

—¿Un plato por el que te pirras?

—Los arroces, en general. Soy muy de arroz, me gusta mucho el arroz. El arroz negro con chipirones que he puesto en el libro porque es una receta que gusta muchísimo y a mí me encanta el arroz negro. No hay un fin de semana que no haya muchísima gente conectada en el blog a esa receta.

—¿Es esa la receta que ha roto todos los moldes?

—Esa es una de ellas, pero la masa de empanada de mi tía Aurita ha roto todas las previsiones del mundo. Hay tantísima gente que la ha hecho y que la hace, me han enviado tantísimas fotos de empanadas que no te puedes imaginar. Hay recetas que triunfan porque son buenas y porque al final el boca a boca es la mejor publicidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Frabisa: «La masa de empanada de mi tía Aurita ha roto todas las previsiones»