Así es el verdejo orgánico de Riscal

En el campo de la sostenibilidad y la preservación del medio natural, las bodegas están realizando estudios y esfuerzos para, entre todos, conseguir un planeta más habitable y con futuro. Y en esa línea está Herederos de Marqués de Riscal, al lanzar al mercado su primer vino verdejo orgánico

El año 2018 esta bodega de La Rioja entra dentro de la línea de producción ecológica, y ahora saca al mercado su primer blanco verdejo 100 % orgánico. Y es que, a principios de los años 70, decidieron añadir un vino blanco a su gama de productos. Después de dos años eligieron la región de Rueda donde construyeron su segunda bodega. Fiel a su espíritu pionero, Marqués de Riscal creó un nuevo vino blanco joven, fresco y afrutado en esta región famosa por sus amontillados y olorosos de estilo Jerez. La variedad verdejo es autóctona de la zona. Una uva versátil, rústica y de gran personalidad, que permite obtener tanto vinos olorosos como blancos frescos o criados en barrica de roble. 

El primer vino producido en la bodega de Rueda fue Marqués de Riscal Verdejo, un vino brillante de color amarillo pajizo con intensidad aromática a frutas tropicales, hierba fresca y flores blancas. Es refrescante a la vez que equilibrado. Este producto se ha mantenido con éxito a lo largo de los años en la bodega, siendo un emblema, y reconocido por los consumidores en todo el mundo. Se trata de un vino que entra dentro de la línea de producción ecológica NaturalezaRiscal y muestra la versión orgánica de este vino blanco emblemático.

La bodega suma este verdejo al proyecto de una producción ecológica en sus vinos. «Uno de los proyectos y objetivos más ambiciosos de Marqués de Riscal es conseguir elaborar sus vinos de la manera más respetuosa con el medio ambiente, protegiendo —como va implícito en el ADN de la bodega— la tierra, las vides y el entorno para lograr caldos de gran calidad. En el 2018 Marqués de Riscal consigue la certificación ecológica de los viñedos en Rueda, proceso que conlleva un período de tres años de transición, cultivando las viñas respetando las reglas de la producción ecológica.

Se utilizan solamente productos autorizados para este tipo de cultivo que son respetuosos con el medio ambiente, la fauna y el ecosistema. El control lo realiza un organismo certificado que verifica que se han cumplido todos los requisitos.

El beneficio de este tipo de producción está en consumir vinos con una ausencia total de residuos pesticidas. Muestran mejor el carácter del terruño y una mayor pureza varietal. Además, los niveles de sulfuroso son más bajos y por tanto se consigue una originalidad aromática. En el 2019 se presenta el primer vino certificado como orgánico: Marqués de Riscal Sauvignon Blanc. El siguiente fue Finca Montico y, ahora, el emblemático Marqués de Riscal Verdejo, se convierte en 100% orgánico.

Luís Hurtado de Amézaga, director técnico de la bodega nos dice que las experiencias que en Rioja hicieron con la viura no les convenció y por ello buscaron en Rueda y en la variedad verdejo, «esos vinos que tengan una personalidad original y que reflejen el terroir de los suelos cascajosos de las riberas altas del río Duero. Son viñas que se cultivan entre los 600 y 700 metros y que producen uvas con una alta acidez, lo que posibilita que se mantengan en el tiempo. Son vinos que tienen alma de tintos, porque maridan con casi todas las comidas. Son equilibrados y muy diferentes a los ajerezados que se producían en estas tierras castellanas. Tienen mejor sabor y no dejan residuos».

Votación
1 votos
Comentarios

Así es el verdejo orgánico de Riscal