FussionCook, reinventando la cocina de la abuela

La Voz LA VOZ

SABE BIEN

Chica regalando una olla programable FussionCook a su madre
Chica regalando una olla programable FussionCook a su madre

A todo el mundo le gusta comer bien, ¿pero en cuántas ocasiones se ha recurrido a algo rápido por falta de tiempo o de ganas?

12 may 2020 . Actualizado a las 12:17 h.

Lo cierto es que la cocina es algo laborioso que no solo lleva tiempo, sino que encima ensucia mucho y, quién tiene tiempo hoy en día para tanta parafernalia. Los tiempos han cambiado y las cargas laborales y parentales suelen restar horas a las actividades domésticas. O al menos eso es lo que se piensa cuando se desconocen las innovaciones que están surgiendo en materiales de cocina.

Es una realidad cuanto menos distópica para la cocina tradicional, están surgiendo avances que tratan de preservar uno de los mayores placeres, la comida buena, pero con las optimizaciones que el presente nos demanda: agilidad, sencillez y ante todo versatilidad.

Con estas tres palabras surge la olla programable FussionCook, una auténtica revolución que sorprende a cuantos la prueban y es que siendo una simple olla programable cuenta con prestaciones que ninguna otra había sido capaz de desarrollar.

Pero antes de nada, ¿qué son las ollas programables y por qué son útiles?

Las ollas programables vienen a ser como las ollas de toda la vida, pero con la diferencia de que van conectadas al enchufe en lugar de usar la vitrocerámica o el gas. Más allá de eso, es posible programar el momento de inicio y fin de la cocción, por lo que no es preciso permanecer pendiente de la comida.

Debido a sus características, el calor se preserva muy bien, disminuyéndose la necesidad de recalentar en el microondas. Y en función de su capacidad, resulta posible cocinar grandes cantidades de comida en caso de las grandes familias o de dejar preparados tuppers para la semana.

Aún con esas ventajas, la más interesante es la versatilidad que ofrece y es que las ollas programables permiten seleccionar distintos tipos de cocción, siendo posible preparar infinidad de recetas. Aunque a diferencia de los robots de cocina no tienen opciones de procesado y triturado, esto se traduce en que el precio de compra de las ollas programables es menor, por lo que en gran parte de los casos suele ser la opción de preferencia en el momento de elegir entre un electrodoméstico u otro.

Al final pesa más tener que lavar ollas, sartenes, cazuelas, etc., que un cuchillo, por lo que la olla programable resulta un aliado indiscutible al ser capaz de hacer en una sentada recetas que clásicamente hubiesen necesitado de todos esos utensilios.

Infografía de una olla FussionCook con funcionalidades
Infografía de una olla FussionCook con funcionalidades

Ante todas estas ventajas, ¿qué tiene la FussionCook de especial?

Efectivamente la FussionCook se trata de una olla programable como otra cualquiera, pero a diferencia de las demás, ha maximizado sus posibilidades, logrando que en una apariencia compacta se escondan espacio, más de 20 programas automáticos, controles manuales y 1000W de potencia que permite amasar masas para pan y pizza.