A Grella: El mejor restaurante de cámping está en Galicia


En España abren cerca de ochocientos cámpings en algún momento del año, y solo en Cataluña hay doscientos. Es lógico identificar la hostelería vinculada a estos establecimientos con una cocina sencilla, de apaño, salvo que tu destino sea el cámping As Cancelas, en Santiago, cuyo restaurante acaba de recibir el premio de la federación profesional que lo acredita como el mejor del país. El negocio fue en su día lo que se podría esperar por el tipo de actividad, pero desde hace una década, bajo la gerencia de los hermanos Iria y Luis Asorey, A Grella es otra cosa. Para los compostelanos es una brasería de referencia, mientras que los turistas que pernoctan varios días en la ciudad o en el complejo aprecian tener a mano un espacio muy agradable de calidad donde poder comer o cenar. En estas fechas llegan clientes de todo tipo y a todas horas, pero a lo largo del año lo más habitual es escoger este local para el mediodía.

Las carnes de buey, criadas en ganaderías de confianza. Al punto que quiera el cliente. Las carnes son la especialidad de A Grella, que tiene dos ganaderos de confianza cuidando sus propios bueyes para poder ofrecer la máxima calidad a un precio competitivo. El punto lo marca el cliente, porque el plato se presenta con una plancha para terminar de pasarlo. Las mesas tienen su propia campana extractora para evitar los molestos humos y olores.
Las carnes de buey, criadas en ganaderías de confianza. Al punto que quiera el cliente. Las carnes son la especialidad de A Grella, que tiene dos ganaderos de confianza cuidando sus propios bueyes para poder ofrecer la máxima calidad a un precio competitivo. El punto lo marca el cliente, porque el plato se presenta con una plancha para terminar de pasarlo. Las mesas tienen su propia campana extractora para evitar los molestos humos y olores.

La carta se presta a ese horario. Siempre hay pescados a la brasa, y con un día de antelación se puede encargar marisco, pero el que acude a A Grella debe tener claro que la carne es imperdible. El que dude puede disfrutar de una degustación (secreto ibérico, pollo, costilla de ternera, costilla de cerdo a baja temperatura y criollo), o también elegir la parrillada mixta o una selección gourmet de croca, entrecot y solomillo, tres opciones para compartir que se mueven en precios muy razonables, entre 25 y 43 euros. Todas las carnes se sirven con verduritas al carbón y patatas. Antes o después, depende de cada uno, también hay platos para no perderse: las tempuras y ensaladas para empezar. Y el chocolate o la piña para cerrar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A Grella: El mejor restaurante de cámping está en Galicia