Árbore da Veira inaugura taberna en A Coruña en enero

Cinco mares, con un precio medio de 20 euros, supondrá la renovación de la actual cafetería del Monte de San Pedro


«Queríamos algo más divertido e informal». Dicho y hecho. Iria Espinosa, cabeza visible de Árbore da Veira junto a Luis Veira, explica las razones que han llevado al equipo del único restaurante que cuenta con una estrella Michelin en la ciudad de A Coruña a abrir una taberna. La inauguración tendrá lugar a mediados de enero, y el local será la actual cafetería del Monte de San Pedro; es decir, justo donde está ahora la casa madre de Árbore de Veira. 

«Era obligatorio prestarle atención a este espacio, que tiene las mejores vistas de la ciudad y ahora no sabes muy bien si venir a tomarte un café, una caña, a pasar la tarde con los niños o a tomarte una copa. Lo que vamos a hacer es montar una taberna llamada Cinco Mares que tendrá una marcada identidad mariñeira y en la que los protagonistas serán los bocadillos y las tapas», explica Espinosa.

Carta variada

La chef, además, comenta que ese aire marino no limitará en absoluto la carta, donde tendrán cabida elaboraciones variadas y originales, propias del sello Árbore. «Para comer unos berberechos o unas navajas ya tienes otros locales en el centro; nosotros buscamos que la gente venga a disfrutar de un par de bocatas distintos y dos tapas originales por un precio medio de 20 euros». Pretenden así animar a otro tipo de clientes a sumarse a una cocina de vanguardia asequible; «Entendemos que no todo el mundo puede, ni quiere, gastarse el dinero en un restaurante estrella Michelin; y hay que ofrecer distintas opciones».

De esta manera, Árbore da Veira se suma a esos grandes chefs gallegos que se acercan a la barra. Yayo Daporta, Lucía Freitas o Pepe Vieira ya tienen réplicas de bajo coste de sus buques insignia. Pepe Solla estará en esta lista cuando abra La Radio, en Santiago, próximamente.

 

Los chefs con estrella Michelin se pasan a la versión «low cost» (también en Galicia)

Laura G. del Valle

Cada vez más cocineros se animan a abrir locales tipo taberna en los que uno puede disfrutar de la mejor cocina por 30 euros. La esquina noroeste peninsular tiene sus propios ejemplos con Pepe Vieira o el Grupo Amicalia

Pasa totalmente desapercibida entre las franquicias y modestas tiendas que llevan años formando parte de la estampa de la calle Santa Clara en Gerona. Rocambolesc, la heladería que Jordi Roca decidió abrir en su ciudad natal tiene más bien poco de ostentoso (quizás, que el primer idioma en el que aparecen indicados los ingredientes de cada producto sea el inglés). Y nada de la casi obligada impronta que debe verse en cada rincón de un establecimiento creado por el mejor pastelero del mundo. Lo agradecen los vecinos de toda la vida del centro de la localidad, que sin rascarse demasiado el bolsillo pueden pasear con un sorbete de fresa con agua de rosa con forma de la nariz del reputado chef o recordar su más tierna infancia degustando un helado de galleta de chocolate y peta zetas. Lo mismo ocurre con los turistas que, curiosos, en temporada alta se agolpan a catar (y fotografiar) las curiosas excentricidades heladas del pequeño de los Roca. Aunque, sin duda, las colas poco tienen que ver con el goteo constante de la réplica que esta heladería tiene en Madrid, donde el polo del Oso y el Madroño, creado a base de un sorbete de ciruela y melocotón, es el reclamo más evidente.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Árbore da Veira inaugura taberna en A Coruña en enero