Gran Hermano en la pescadería

La compra de pescado ha evolucionado, revuelta digital mediante, hasta el punto de que ya es posible adquirir todo tipo de piezas frescas vía wasap o videollamada. ¿Podemos fiarnos? Sí, si sigues los siguientes consejos

Rosa y Chelito. Óscar y Ana. Pescadería As Nenas. Estos tres puestos de pescado de la plaza de Lugo de A Coruña, y otros tantos, se han apuntado a la tendencia de vender sus frescos por Internet. Pese a la reticencia de algunos clientes a comprar productos tan delicados como el pescado a través de una pantalla, lo cierto es que hay maneras de garantizarse el éxito sin moverse del sofá. ¿WhatsApp o videollamada para hacer la compra en el mercado? El futuro era esto.

La empresa Kibus ofrece un servicio de compra on-line y reparto de buena parte de los productos que se venden en esta céntrico mercado. A sabiendas de que hacer la compra en plazas de abastos, pese a la calidad de la oferta, es un placer que pocos pueden permitirse en el día a día, esta compañía quiere acercarte a casa la cesta de la mejor compra. Sin trampa ni cartón. Para ello está Pedro Quián, asesor gastronómico y comprador en Kibus, que a través de una videollamada o un mensaje de wasap te elige las mejores piezas: de la lonja a la plaza de Lugo y de ahí, a tu casa, todo, recuerda este experto «sin que se rompa la cadena de frío». Es sencillo. El cliente debe escoger, a través de la web de Kibus, el puesto que le interesa. Y a partir de ahí, si uno desea una compra personalizada, Quián entra en acción mostrándole al usuario la amplia variedad del puesto seleccionado.

Este especialista mantiene que su trabajo es garantizarle al comprador la pieza sobresaliente. Para ello, explica, es imprescindible atender al brillo de la piel del pescado; al ojo, «que parezca que está vivo», dice; a la dureza de la piel, que esté tersa; y a las agallas, «que deben estar bien rojas», sentencia Quián. Añade que es importante también tener en cuenta que los pescados pequeños, como las xoubas, no aguantan frescos más de un día. Sin embargo, los pescados grandes, pueden mantenerse en buenas condiciones hasta 48 horas.

Por otro lado, a todos aquellos amantes del pescado, y confirma que en Galicia la mayoría lo son, Quián les recuerda que están de enhorabuena. «Estamos entrando en los meses con erre, así que vuelven rayas, abadejos o pintos a la cocina y, con ellos, las caldeiradas. Pero esto no es todo, pescados grandes como la lubina o el besugo estarán a partir de octubre en el mejor momento porque alcanzan su nivel de grasa óptimo».  Perfectos para preparar a la espalda, cualquiera puede reservarlos sin moverse de casa gracias a ese Gran Hermano que, ahora, también es la pescadería. Aunque, reconocen desde Kibus, de momento sus principales clientes son jóvenes trabajadores y mujeres jubiladas.

Cómo hacer un buen fumet de pescado

Como base para arroces, sopas o cremas, un caldo digno puede elevar al olimpo de los mejores platos una receta

Hoy comparto con vosotros un básico, la receta de un fumet o caldo de pescado que nos servirá como base para preparar arroces, sopas o cremas que lleven pescado o marisco. Este caldo se prepara en poco más de media hora y podemos congelarlo, que es la opción más práctica si hacemos bastante cantidad.

Es esencial usar un buen caldo de pescado en muchas recetas, es cierto que los que venden envasados nos salvan de un apuro pero cuando usamos un caldo de pescado casero nuestros platos tiene un sabor diferente, mucho más intenso y sabroso. Yo suelo añadir lo que encuentro, cuando compro langostinos y los hago sin cáscaras las guardo y congelo junto con las cabezas, que es la parte que tiene más sustancia. Me gusta emplear la cabeza de un rape (las venden en cualquier pescadería, preguntad al pecadero), pero también nos sirve la de merluza o también la del rodaballo. En cuanto a las verduras a mí me gusta ponerle pimiento rojo y un puerro, a veces uso zanahoria, y el laurel no puede faltar.

Seguir leyendo

Votación
15 votos
Comentarios

Gran Hermano en la pescadería