Dani García: «Mi madre estuvo días sin hablarme cuando le dije que iba a cerrar»

Tras lograr la excelencia culinaria con tres estrellas Michelin, cierra el local que le ha permitido entrar en este selecto grupo para abrir un asador de carne. Mientras tanto, se convierte en el chef estrella de McDonald´s. Así es él. Un «chaval normal» que aprecia todo lo que hace


Cuando Dani García (Marbella, 1975) ha alcanzado la cresta de la ola y se ha subido a lo más alto, de repente, decide tirarse al agua y comenzar a pescar en una nueva marea que lo llevará a acercarse más a la orilla del público general y a alejarse de las artes de la alta cocina. Lo que algunos pueden pensar que es una idea descabellada, como así lo creyó su madre, Dani lo explica tan bien que es muy difícil no darle la razón. Este chico normal, como él mismo se define, no tiene complejos y se empeña en hacer hamburguesas con la misma dedicación que si preparara uno de esos maravillosos platos que lo han llevado a la excelencia culinaria. Lo hace de la mano de una de las grandes cadenas alimenticias: McDonad’s, porque para él lo más importante es hacer lo que realmente le apetece, que es cocinar. En su lugar, abrirá un steak house, en el mismo local que lo ha llevado a formar parte del selecto club de los tres estrellas Michelin.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Dani García: «Mi madre estuvo días sin hablarme cuando le dije que iba a cerrar»