¿Ha llegado la hora del «jamoji»?

L. G. V.

SABE BIEN

Tras la polémica por el emoticono de la paella, una marca de productos cárnicos aprovecha el Día Internacional del Emoji para reclamar que el jamón tenga su propio icono. La tortilla todavía espera el suyo

18 jul 2019 . Actualizado a las 13:52 h.

Pocas discusiones encienden tanto a un español como el fútbol, la política y la comida. Por eso en el 2016 Apple y Android tuvieron que ceder a las presiones de los valencianos que veían cómo cada vez que querían utilizar el emoticono de la paella tenían que asumir el ¿sacrilegio? de enviar un dibujo con gambas, guisantes y mejillones. ¿Qué podía ser lo próximo? Por suerte el gigante tecnológico rectificó y adaptó el emoji a la versión más tradicional: sin marisco y con pollo. Los españoles tienen en el emoticono de la paella el mayor exponente de su gastronomía, pues por el momento es el único plato autóctono que se puede enviar. Pero esto puede que cambie muy pronto.

 

Aprovechando que el 17 de julio es el Día Internacional del Emoji, Eresma, la marca de los productos frescos y curados del segoviano Grupo Copese, ha impulsado una campaña para conseguir que el jamón tenga su hueco en el sistema de mensajería de WhatsApp. La empresa ha difundido los vídeos promocionales de la propuesta que impulsa bajo el hashtag #PorUnEmojiDelJamon, que se puede apoyar a través de una petición en change.org. También se puede votar el diseño concreto que se propondrá y hasta el momento gana el que presenta un jamón dispuesto para seguir siendo loncheado en una jamonera.

Como explica la agencia Efe, Esta petición se dirige a la organización sin ánimo de lucro Unicode Consortium, que es la encargada de mantener y actualizar la lista de emojis, que ya suman 2.800 elementos. En la categoría de alimentos y bebidas se pueden encontrar platos elaborados, verduras, frutas de distintos puntos del mundo. Desde un bretzel hasta unos nigiris pasando por un trozo de pizza y unos espaguetis boloñesa. La comida española no sale excesivamente bien parada, aunque el ajo (y ya se encargó de recordar Victoria Beckham hace unos años que España huele así) empezará a formar parte de la colección universal de emojis el próximo otoño. Para suerte de los franceses, también lo hará la mantequilla.