Pepe Solla abre restaurante en el paseo de la fama compostelano

El estrella Michelin ultima los detalles para habilitar el antiguo café La Radio, en las inmediaciones de la Praza de Abastos, donde inauguró local hace unos meses Lucía Freitas

L. G. V.

Un mes es el tiempo que necesita Pepe Solla para poner a punto su nuevo local en Santiago, y abrir sus puertas en la rúa As Ameas, en el que fue el café La Radio, en las inmediaciones de la Praza de Abastos. Se trata de la zona de moda de la restauración compostelana, en la que ya inauguró local hace unos meses la chef Lucía Freitas. «Cuando tenga la licencia de obras en la mano, entraremos en el local a saco», comenta Pepe Solla, que quiere abrir el establecimiento este verano. Ya tiene comprado y disponible para su instalación todo el mobiliario, electrodomésticos y hasta el menaje que se empleará en el negocio, pero espera a que el Concello le dé por escrito el permiso para iniciar los trabajos. «No puedo hacerlo, y no quiero hacer nada sin el papel en la mano», asume. Todo apunta a que es cuestión de días, «porque sé que todo está ok, y se hizo el proyecto según nos iban diciendo». Aún así, «el verano, el buen tiempo, llega a partir del día 26, y yo todavía estoy sin local. Quiero, mejor dicho, necesito empezar este verano».

Lo único que se hizo por ahora fue vaciar el local para agilizar los plazos al máximo y tener todo listo para el «día D». La arquitecta responsable del diseño del Solla compostelano es Teresa Táboas, hija del que fue conselleira de Vivenda en el bipartido de Touriño-Quintana. «Está muy encima de todos los detalles». En los 30 días de plazo de obras, el antiguo café La Radio se transformará en un local totalmente diferente, al que Solla imprimirá su estilo personal. «El restaurante sigue siendo el de Poio. El concepto para Santiago es distinto. Es el de raciones al centro para compartir». Tendrá una barra baja «para estar cómodos mientras se toman unas raciones». La cocina abierta hará, sin duda, que los comensales puedan disfrutar de un espectáculo culinario en directo cada día

Con este proyecto, el afamado chef no hace más que seguir la estela de otros colegas de profesión que abren espacios adaptados a paladares más profanos. Sin ir más lejos, de nuevo, Lucía Freitas hacía esto mismo con Lume, también en Compostela, después de haber asentado su renombre tras conseguir una estrella Michelin con A Tafona (también en Santiago). La cocina de Pepe Vieira también se puede disfrutar a precios más asequibles en Pontevedra y Vigo, con sus famosísimos calamares en pan de leña como plato estrella. Y suma y sigue. Sobre todo si se abre el foco a la cocina del resto de España, donde los chefs cada vez optan más por pasarse del lujo a la asequible taberna.

Los chefs con estrella Michelin se pasan a la versión «low cost» (también en Galicia)

Laura G. del Valle

Cada vez más cocineros se animan a abrir locales tipo taberna en los que uno puede disfrutar de la mejor cocina por 30 euros. La esquina noroeste peninsular tiene sus propios ejemplos con Pepe Vieira o el Grupo Amicalia

Pasa totalmente desapercibida entre las franquicias y modestas tiendas que llevan años formando parte de la estampa de la calle Santa Clara en Gerona. Rocambolesc, la heladería que Jordi Roca decidió abrir en su ciudad natal tiene más bien poco de ostentoso (quizás, que el primer idioma en el que aparecen indicados los ingredientes de cada producto sea el inglés). Y nada de la casi obligada impronta que debe verse en cada rincón de un establecimiento creado por el mejor pastelero del mundo. Lo agradecen los vecinos de toda la vida del centro de la localidad, que sin rascarse demasiado el bolsillo pueden pasear con un sorbete de fresa con agua de rosa con forma de la nariz del reputado chef o recordar su más tierna infancia degustando un helado de galleta de chocolate y peta zetas. Lo mismo ocurre con los turistas que, curiosos, en temporada alta se agolpan a catar (y fotografiar) las curiosas excentricidades heladas del pequeño de los Roca. Aunque, sin duda, las colas poco tienen que ver con el goteo constante de la réplica que esta heladería tiene en Madrid, donde el polo del Oso y el Madroño, creado a base de un sorbete de ciruela y melocotón, es el reclamo más evidente.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Pepe Solla abre restaurante en el paseo de la fama compostelano