¿Es caro el café en los bares gallegos?

Tras el enésimo escándalo por el precio del café en las inmediaciones del Vaticano, sondeamos una veintena de locales gallegos para ver cuánto nos cuesta la bebida más consumida de las mañanas


Es en los pequeños y rutinarios hábitos del día a día donde se percibe cómo el bolsillo se va desinflando. A un ritmo o a otro. Que se lo digan a los fumadores, a los amantes de la lotería o a aquellos que no pueden pasar sin un café a media mañana. Son los pertenecientes a este último grupo, abultado en España, quienes cuando salen de casa se topan con dolorosas anécdotas que muestran, a la vuelta del viaje, en forma de ticket. Le ocurrió a una pareja que, tras una maratoniana jornada de turismo se dispuso a tomar dos hamburguesas y tres cafés en el Caffè Vaticano, a la salida de la Santa Sede: la broma les costó 81 euros. Alertaron de la ¿estafa? a través de las redes sociales, que se inundaron de comentarios similares. Un café en Hong Kong por la friolera de 7 euros o un cortado de 9 euros en la zona financiera de Ginebra son algunos de los casos más espeluznantes. En la esquina noroeste peninsular estamos a salvo de estos desorbitados precios pero, ¿cuánto cuesta ahora un café? Sondeamos una veintena de bares repartidos por la comunidad y sacamos algo en claro: la mayoría de ellos no han subido el precio del café en los últimos años por miedo a perder clientes. Aunque el precio fluctúa notablemente entre los distintos establecimientos.

La mayoría de los bares consultados tienen un café con leche a un precio de 1,20 euros. Aunque existen también los que suben el precio hasta 1,60, sobre todo en A Coruña y Vigo. Llamativo el caso de dos locales que en pleno centro de la ciudad herculina están pegados y uno tiene el café a 1 euro y el de al lado a 1,50 euros. Ambas cafeterías están llenas (logicamente, entran en juego más factores que el precio a la hora de decantar la balanza por un local u otro). Muchas veces, además, la clientela es tan fiel que resiste la escalada de precios. Pero no siempre. En el Pool House de Pontevedra comentan que llevan años con un precio de 1,10 euros y que no piensan subirlo porque a pesar de que tienen locales alrededor que ya muestran tarifas más elevadas, «no perdemos dinero y no queremos alterar los precios a los clientes de toda la vida». En una línea similar se mantiene Modesto Pose, de la cafetería Vanessa, en A Coruña. Se ha mantenido firme al mismo precio en los últimos tiempos, una cuantía que considera nada elevada «por una buena leche fresca y un café de alta gama de Siboney».

Los que tienen precios más competitivos, de los locales rastreados, son varias cadenas de panaderías, donde puedes llevarte un café por un euro. Muy demandados en las urbes para llevar a la oficina, el gran reclamo. Sin embargo, cuesta encontrar cafeterías de toda la vida que no agreguen unos céntimos a esta cifra redonda. Aunque también en A Coruña hay aún reductos extremadamente baratos, como El Feudo. Lo que sí es una quimera la posibilidad de encontrar un bar como aquel supuesto refugio del expresidente Zapatero, donde el socialista en el 2007, al parecer, podía disfrutar de una dosis de cafeína por 80 céntimos.

también en sabe bien

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

¿Es caro el café en los bares gallegos?